La violencia política en Quintana Roo

Reyna Arelly Durán Ovando, diputa local de Morena, reveló valientemente ante el Congreso del Estado de Quintana Roo, que interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado por el agravio y acoso en su contra por parte del diputado local Roberto Erales Jiménez, del Partido del Trabajo, al expresar en plena reunión de trabajo “que algunas diputadas habían llegado a ese peldaño por haber dado las nalgas”, al pretender la legisladora ocupar la coordinación de la fracción parlamentaria.

Ante tan inadmisible hecho, las diputadas federales de Morena: María del Carmen Bautista Peláez (Oaxaca); María Chávez Pérez (Michoacán), Zaira Ochoa Valdivia (Veracruz), Paola Tenorio Adame (Veracruz), Rosalinda Domínguez Flores (Oaxaca) y Patricia Palma Olvera (Quintana Roo), se trasladaron de la Ciudad de México a Chetumal, para asistir al pleno del Congreso de Quinta Roo, para solidarizarse con su compañera legisladora y repudiar los actos violentos contra ella y las mujeres de la región.

La abogada Reyna Arelly Durán, mujer soltera, militante del partido Morena, denunció en el pleno del Congreso que “las expresiones de violencia en su contra de ninguna manera las iba a permitir, dejar pasar este insulto denigrante, grosero, discriminatorio e indignante”

“Es triste que los diputados de esta legislación piensen de esa manera tan retrógrada, es triste que a las diputadas se nos califique que sólo podamos llegar a este cargo de elección por haber dado las nalgas”.

“No señores, estamos aquí porque tenemos capacidad, porque trabajamos, luchamos y porque todos los días salimos igual que los varones, al campo por nuestras familias, por nuestra gente, y por lo que creemos.

“En la comisión de igualdad de género, tuvimos un gran logro al reconocer a esta legislatura como la legislatura de la paridad, y reconozco la labor.

Pero fue muy interesante ver que tres diputados coordinadores de las distintas fracciones parlamentarias, que además en su momento no reconocieron su derecho a presidir la Junta de Coordinación Política de este Congreso, votaron a favor de la paridad de género, pero en la práctica sólo decimos votar a favor de la paridad, pero no lo hacemos, no respetamos la ley como la deberíamos respetar”.

Por su parte, la diputa federal Patricia Palma expresó: “Venimos a ver un tema de violencia política contra una diputa de Quintana Roo, Reyna Durán, pues ha sido violentada por un compañero del Partido del Trabajo, Roberto Erales, quien hace referencias hacia ella muy soeces.

“Es una de las causas que obedece nuestra visita de varias diputadas federales, para expresarle nuestro apoyo a nuestra compañera de partido y repudiar los hechos de violencia política”.

Fuente: eldiariodeacoahuila.com