Un empresario edifica su mansión y Palazuelos un hotel sobre área protegida de Tulum. Ya investigan

La temporada de anidación de tortugas en el Caribe finalizó en noviembre del 2019, cuando guardaparques de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas encontraron una obra negra en construcción, pese a estar prohibido. Lo denunciaron ante la Profepa y la Fiscalía. A finales de abril, que regresaron los nidos, hallaron esa construcción ya finalizada. Es una residencia de ocho hectáreas que impide el paso de los animales a su hábitat.

 En el Área Natural Protegida el Parque Nacional Tulum, en Quintana Roo, donde habitan especies endémicas como el loro yucateco y la calandria dorso naranja, los guardaparques han observado gran cantidad de aves, iguanas, sereques, coatíes e incluso han encontrado huellas de jaguar en las playas durante esta pandemia por la COVID-19 ante la ausencia de actividad humana. En la playa norte, el 22 de abril comenzó la temporada de anidación de la tortuga caguama. Durante el recorrido en la arena blanca, los funcionarios detectaron algo más que sargazo.

Entre las 664 hectáreas de manglares, selvas, cenotes y vegetación costera, hogar de jaguares, pumas, ocelotes, iguanas, venados cola blanca y demás aves, el empresario Rogerio Dos Santos construyó una residencia de unas ocho hectáreas en la Zona Federal Marítimo Terrestre, a pesar de que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) la denunció ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Fiscalía General a finales de 2019 cuando aún era obra negra, de acuerdo con Fernando Orozco Ojeda, director del Parque Nacional Tulum.

Asimismo, el hotel Diamante K –ubicado en la costa del Parque con vista al mar Caribe gracias al amparo 496/2007-II-A, y propiedad del empresario y actor Roberto Palazuelos–, fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la supuesta tala de palma chit (en categoría de riesgo). Por la pandemia, el hotel tiene sus puertas cerradas este mes. El 18 de mayo por la noche se incendiaron dos de las cabañas por la caída de un trueno durante una tormenta eléctrica, pero nadie resultó dañado y tras el peritaje será asegurado.

Además del hotel Diamante K, hay otros como Mi Amor Hotel Tulum en esta Área Nacional Protegida. Foto: Google Earth.

La Región Península de Yucatán y Caribe Mexicano está conformada por 25 Áreas Naturales Protegidas reconocidas a nivel mundial por su alto valor ambiental, las cuales suman más de 8 millones 562 mil hectáreas, entre ellas este Parque Nacional Tulum desde el 23 de abril de 1981.

Desde hace 39 años el terreno solo pertenece a la Federación.

LA RESIDENCIA IRREGULAR

A través del corredor de anidación de tortugas en los límites del Parque Nacional Tulum guardaparques encontraron una residencia terminada, a pesar de que desde que estaba en obra negra fue denunciada por el director del Parque Fernando Orozco ante la Profepa y la Fiscalía General de la República en expedientes integrados, a los cuales se les está dando seguimiento.

Hablaron con el que se presentó como dueño, Rogerio Dos Santos. Les dijo que podía “hacer lo que quiera en su predio”, el cual aseguró que adquirió en 2006 al propietario del club de playa de a lado, Caleta Tankah, también denunciado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). Pero ese proceso está detenido por la pandemia.

“Tengo todos los permisos por eso es que nadie me ha molestado”, les contestó a los guardaparques. Hasta el momento, el empresario no ha mostrado a la Conanp los permisos del Ayuntamiento de Tulum que dice tener para uso de suelo, pero denunció al director del Parque Nacional Tulum por presunta extorsión.

La residencia hallada está en la playa dentro de la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano, donde anidan las tortugas, por lo que está cortando el flujo de la duna costera afectando la llegada de los quilones.

“Es un crimen ambiental porque es la casa de las tortugas”, afirmó Orozco.

El Programa de Manejo de la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano decretado desde diciembre de 2016 prohíbe colocar cualquier tipo de infraestructura de desarrollo urbano en el Área Nacional Protegida.

Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió desde julio de 2011 que el único propietario y poseedor de los terrenos del Parque Nacional Tulum es la Federación, en este caso la Conanp, por lo que los particulares no pueden adquirir válidamente derechos sobre él.

Sin embargo, ahí está una obra obstruyendo el paso de las tortugas.

EL DIAMANTE K DENUNCIADO

El Diamante K, hotel con cabañas de lujo del empresario Roberto Palazuelos, pudo construirse dentro del Área Nacional Protegida el Parque Nacional Tulum por un amparo que obtuvo en 2009, el cual ordenó al Presidente Felipe Calderón firmar un decreto presidencial en favor del también actor en septiembre de 2012.

El 23 de abril de 1981 la Federación expropió el área para convertirla en Parque y proteger los recursos naturales. Pero Palazuelos, licenciado en Derecho, promovió el amparo el 16 de abril de 2007 en contra de la Ley de Expropiación.

“Un decreto presidencial me exime del Parque, queda insubsintente la expropiación para mí. Se publicó en el Diario Oficial de la Federación”, dijo Palazuelos vía telefónica y después compartió el documento. “Yo fui el primero que se empezó a defender desde hace muchos años. Me fui a un amparo por la inconstitucionalidad de la expropiación porque nunca se le pagó a nadie, está ubicado en el municipio de Felipe Carrillo Puerto y sus coordenadas no coinciden con nada”.

Palazuelos arribó a Tulum hace 25 años. Tiene cuatro hoteles en México y va por el quinto. El Ahau, a cinco kilómetros del K, es mucho más grande. Ocho mil pesos la noche. Clases de yoga. Aseguró que cuando el Diamante K estaba en construcción fue denunciado también por la Profepa, pero se demostró que se construyó antes de que existiera la Ley General de Equilibrio Ecológico, por lo tanto no tiene sanción alguna.

“Han sido visitadas y visitadas, y cada que nos inician algo se lo terminamos ganando cuando entramos al proceso administrativo”, afirmó.

El director del Parque Nacional Tulum denunció al hotel Diamante K ante la Fiscalía General de la República por talar palma chit, protegida por la Norma Oficial Mexicana 059-Semarnat-2010.

“Es puro rollo mediático del cuate del Parque porque sabe que soy muy famoso y es para distraer. Pero ya fui a ver la averiguación y no me mencionan a mí. Nada más mencionan que por las afueras de donde está mi hotel había unos trabajadores disque cortando palma chit. Supe que fueron unos peritos y no encontraron nada”, argumentó el actor.

Palazuelos asegura que el director del Parque Nacional Tulum es “corrupto” y supuestamente pidió un millón de pesos al empresario Rogerio Dos Santos, quien construyó la residencia, para no revelar su irregularidad.

Fuente: sinembargo.mx