‘Home school’ público y gratuito, exigen padres de familia en Quintana Roo

Escuelas representan riesgo de contagio de COVID-19 inminente.

En términos prácticos, no existe fecha para que termine la pandemia y las escuelas puedan reabrir y en tal sentido un grupo de padres y madres de familia en Quintana Roo han solicitado a las autoridades crear e implementar un nuevo modelo educativo público, gratuito, abierto y permanente de escuela en casa que se dirija a niñas, niños y adolescentes a través del que se valide el aprendizaje de los menores.

Herminia Salinas Peña es una abogada, ciudadana y madre de familia que a través de la plataforma change.org recolecta firmas para solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador y autoridades educativas un nuevo modelo educativo en casa para niñas y niños en el marco de la emergencia sanitaria que obligó a la conclusión temprana y a distancia del periodo escolar 2019-2020.

Recordó que el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (Inea), tiene un programa a distancia enfocado hacia la alfabetización de adultos, pero que no existe un modelo con estas características para niñas y niños con carácter público y gratuito que además pueda evaluar y certificar el aprendizaje.

“Hay escuelas particulares que ofrecen el home school pero bajo un costo, entonces estamos proponiendo que exista este modelo de educación en casa que vaya validando el aprendizaje por grado o unidades y módulos, así cuando regresemos a la normalidad, pues ya poderlos incorporar a una escuela física”, dijo.

La madre de familia proyecta que con la presencia del virus del SARS Cov2, no van a desaparecer los contagios en corto tiempo, por lo cuál los centros escolares representan un riesgo inminente.

“Debemos tomar en cuenta que los niños y niñas no son tan cuidadosos con los protocolos de higiene, existe una gran cantidad de niños que padecen de obesidad, asma, alergias y demás enfermedades que vuelven aun más vulnerables a nuestros hijos y exponerlos en instalaciones escolares, arriesgamos su vida y a los de los demás integrantes de las familias”, sostiene.

Señaló que el programa emergente Aprende en casa que aplicó la Secretaría de Educación Pública (SEP) carecía de estructura pues muchas veces no hubo seguimiento por parte de las y los maestros.

El planteamiento de Herminia Salinas establece que padres y madres tienen la disposición de ser capacitados y recibir guías de estudios, cédulas, y presentar a los menores a algún modelo para ser evaluado periódicamente.

“Démosle cauce a las nuevas vías y formas de la nueva normalidad, y tomemos como oportunidad para abanderar esta iniciativa para Juntos Salir Adelante, empoderando el derecho a la vida, a la salud, a la educación y al libre desarrollo de las mujeres”, concluye su petición.

Fuente: lajornadamaya.mx