Hasta que se haga la luz en Cancún no nos iremos: trabajadores de la CFE

Cuadrillas laboran a marchas forzadas para reestablecer la energía eléctrica en los siete municipios afectados.

Todo es oscuridad tras el impacto de un huracán. La energía eléctrica es el primer servicio que demanda miles de familias en cada uno de los desastres naturales que ha enfrentado Quintana Roo. Sin embargo, la energía no llega por arte de magia.

Cientos de trabajadores luchan contrarreloj, con jornadas extenuantes para reconectar en el menor tiempo posible el servicio a cientos de miles de hogares afectados tras el paso del huracán “Delta”.

Distribuidos en toda la zona norte, las cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) trabajan a marchas forzadas, en varias zonas, de los siete municipios afectados por este fenómeno meteorológico.

El servicio de energía eléctrica ya se restableció para 99.5% de los afectados en la Península de Yucatán

Hasta ayer en toda la península se había logrado reconectar 99.5% de los 455 mil 497 usuarios que resultados afectados.

Mientras algunos grupos realizaban las evaluaciones de los daños para verificar ramas o árboles caídos sobre el tendido eléctrico, cables sueltos y transformadores en el suelo, otros equipos llegaban para rehabilitar las líneas.

“No podemos retirarnos hasta que quede restablecido el servicio”

Ramón uno de los trabajadores sobre la avenida Nader narró que los esfuerzos comenzaron a solo minutos de que pasó el huracán “Delta”.

“Estamos trabajando desde ayer en la mañana, después del huracán y no hemos parado de hacerlo. Hoy por ejemplo estamos trabajando desde las siete de la mañana y no podemos retirarnos hasta que quede restablecido el servicio en esta toda esta zona”, comentó a Novedades, aprovechando su hora de comida.

La plática fue breve porque tenían que darse prisa, terminar los trabajos antes de que comenzara alguna lluvia pues eso retrasaría aún más las labores.

“Nosotros sí somos de acá y desde ayer trabajamos aquí, acompañados de otras empresas que suministran servicio de internet y telefonía. Ya terminando aquí, nos asignarán otra zona para laborar”, mientras se servía un vaso de refresco.

Para estas labores, trabajadores de otros estados del país arribaron a Quintana Roo para sumarse a la tarea de recuperar y reactivar la infraestructura eléctrica. Incluso al día siguiente de la tragedia continuaron desplomándose algunos postes, como en la avenida Bonampak casi esquina con el bulevar Colosio.

Tan solo la división sureste de la CFE desplazó aproximadamente a 90 trabajadores para restablecer las líneas de servicio en la carretera federal que conecta a Playa del Carmen con Cancún.

Marco Antonio Pérez, quien dijo que proviene de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; contó que él y sus compañeros llegaron a Quintana Roo hace dos días.

“Nosotros tenemos 48 horas que estamos acá, desde la mañana estamos trabajando. Cuando se fue el huracán, nuestro representante sindical nos mandó para acá a ayudar en la contingencia, y estamos con todo”.

En 10 horas debe quedar restablecida la luz en algunas zonas de Cancún

Junto con él, vinieron cinco cuadrillas para las labores para sustituir los postes tirados sobre el boulevard Colosio con postes nuevos.

“El objetivo es que en un plazo no mayor a diez horas podamos sustituir todo y volver a brindar el servicio en la zona”.

Por su parte, Gusmar Garfias, trabajador proveniente del istmo de Tehuantepec, Oaxaca, e integrante de esta división; informó que este grupo se encarga de la rehabilitación del servicio de energía eléctrica en las zonas consideradas como “críticas”, como la zona la zona sur de Cancún.

“Vinimos de apoyo y llegamos el día de ayer para energizar este circuito del boulevard Colosio. No tenemos descanso; es empezar y hasta que se termine el trabajo”, comentó, mientras realizaba los hoyos sobre la tierra para colocar los postes nuevos que suministrarán energía eléctrica a cientos de habitantes de Cancún, misma labor que se realiza en los restantes seis municipios de Quintana Roo afectados por el azote de “Delta”.

Fuente: sipse.com