Red Bull comete errores de juicio con Checo Pérez; les puede costar campeonato de Constructores

Sergio Pérez se le fue un podio de las manos por culpa de la pésima lectura de carrera de Red Bull, que se sumó a la pasmosa lentitud de los comisarios de la FIA para decidir sancionarlo en el Gran Premio de Monza de la Fórmula 1. Y esto, a la larga, podría ser mucho más costoso para la escudería austriaca en su búsqueda del campeonato de Constructores.

El reglamento es claro en cuanto a cortar pista y tomar ventaja de ello. Tal vez en el caso del rebase de Checo Pérez sobre Charles Leclerc en la vuelta 32, la atenuante del mexicano y que él mismo argumentó, fue que llegó adelante a la curva, pero el monegasco no le dejó espacio. Esto no se lo compraron los comisarios.

Su paso sobre los lavaderos es incuestionable, entonces… ¿no era lo más lógico que el equipo le dijera que devolviera la posición al Ferrari? Checo preguntó y le dijeron que siguiera adelante, porque a decir del Principal de Red Bull, consultaron al control de carrera y no tuvieron respuesta.

Esta fue la explicación de Christian Horner: “Sergio hizo una gran carrera, logró pasar a Carlos fue por Charles, fue un movimiento osado sobre Charles, preguntamos a control de carrera y no respondieron, seguimos y desafortunadamente tuvimos el castigo”.

“(Checo) va por afuera, salta el lavadero, no estoy seguro que lo haya hecho (cortado pista de forma antirreglamentaria)”, narró Horner a la televisión Sky Sports mientras veía la repetición de la maniobra después de la carrera y por ello, luego corrige un poco. “Gana ventaja ahí, no podemos cuestionar eso, pero de nuevo, nosotros preguntamos si debía devolver la posición, fue una de esas cosas que pasan”.

La sanción tardó más de cinco vueltas en ser anunciada, posiblemente mucho tiempo para una situación tan clara. Ahí, los comisarios acusan una lentitud que abona a la confusión, deberían exigir la devolución del puesto o aplicar la sanción de forma expedita.

Pérez era más rápido que los dos Ferraris, y en el peor de los casos habría terminado cuarto, pero también supo contener a Valtteri Bottas, con buen ritmo de carrera, así que no es nada descabellado pensar que habría rebasado a Leclerc más adelante y mantenido el tercer puesto, aún si devolvía la posición inmediatamente.

Error mental de Red Bull, el tipo de errores que no puede cometer un equipo que busca ganar el título de Constructores y el de Pilotos. Pérez era en ese momento su único auto en la pista, toda su atención debía estar ahí.

El mexicano dio una buena carrera, luego de mucho tiempo sin dar buenos resultados, podía y debía terminar adelante del Mercedes de Bottas, mucho más luego de los abandonos de Max Verstappen y Lewis Hamilton.

No es la primera vez que la duda asalta al foso del auto 11 y, o lo mandan tarde a calificar o erran la estrategia de carrera. Esos puntos no retoñan y ahora mismo hay 23 de diferencia a favor de Bottas sobre Pérez; mientras que Mercedes supera por 18 a Red Bull por equipos. De no haber cometido los errores serían 15 y 10 los déficits del equipo de la bebida energética.

Se tendrá que hacer una cuenta de las malas decisiones de Red Bull y la cantidad de puntos que se han perdido ahí, porque será en el duelo Pérez-Bottas en el que se decidirá, seguramente, el campeonato de Constructores.

Fuente: espn.com.mx