Cinco movimientos sospechosos que podrían ponerte en la mira de Hacienda

De acuerdo con lo establecido en la Miscelánea Fiscal 2022, para el año entrante habrá cambios significativos para evitar anomalías o posibles delitos fiscales.

Recientemente, en el Palacio Legislativo de San Lázaro se aprobó la Miscelánea Fiscal 2022,lo cual ha generado dudas en la ciudadanía sobre cómo impactará la incorporación de las nuevas disposiciones del Gobierno de México en sus bolsillos y en su economía familiar.

Una de las iniciativas que más polémica ha generado es el trámite del Registro Federal de Contribuyentes (RFC), que deberá ser realizado por todos los jóvenes de 18 años o más de forma obligatoria, así como elnuevo Régimen Simplificado de Confianza, al cual tendrán que tributar todos los pequeños contribuyentes desde enero del próximo año

En este sentido, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), jugará un papel fundamental para realizar trámites y también en cuanto al cumplimiento de las obligaciones fiscales, como lo son las declaraciones de impuestos y las deducciones de gastos.

Cabe destacar que, además de las nuevas reformas a disposiciones como la Ley del Impuesto Sobre la Renta, Ley del Impuesto al Valor Agregado o la Ley del Impuesto sobre Producción y Servicios; el SAT vigilará algunos movimientos que podrían ser considerados como posible evasión y fraude fiscal.

Estos son los cinco movimientos que podrían alertar al SAT:

1. Tandas. Aunque entrar a una tanda es una práctica muy común en el país, participar en este tipo de ahorro podrá ser motivo de alerta para el órgano fiscal debido a que las aportaciones de los integrantes se realizan en efectivo y se guardan en la caja del administrador. De esta forma, el SAT revisará la procedencia del dinero que recibido por la cuenta del organizador y al no poder comprobar su origen, el movimiento resultará sospechoso.

2. Depósitos en efectivo. De acuerdo con la iniciativa de la Ley de Ingresos 2022, las instituciones bancarias deberán notificar mensualmente al SAT sobre los depósitos en efectivo de 15,000 pesos o más que sean recibidos por los usuarios de servicios financieros o cuentahabientes. Esto debido a que el órgano fiscal tendrá un mayor control sobre las transacciones en efectivo para verificar si el contribuyente está dado de alta en el RFC y, en caso de que no lo esté, reciba una invitación para que se ponga al corriente con sus declaraciones.

3. No activar el Buzón Tributario. Otro aspecto que puede significar una irregularidad para el SAT es no habilitar el Buzón Tributario, cuya función principal es establecer un canal de comunicación entre el fisco y los contribuyentes. Algunas de sus funciones son: realizar trámites en línea, presentar avisos, recibir notificaciones, entre otras cosas.

En este sentido, las personas físicas y morales que tengan ingresos superiores a 400,000 pesos y quienes estén inscritos bajo el Régimen de Incorporación Fiscal están obligados a activar el aplicativo. Al ser un puente de comunicación, otra función del Buzón es realizar en tiempo y forma el pago de impuestos, por lo que si esta herramienta no se habilita, el contribuyente podrá ser acreedor de una multa 3,080 y 9,250 pesos, además en caso de no habilitarse, no permitirá que los ciudadanos emitan Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), cuya función principal es desglosar los gastos e impuestos por un producto vendido o servicio prestado.

4. Tener más gastos que ingresos. Otro motivo que alertará al SAT, es la detección de discrepancias entre los gastos y los ingresos declarados por el contribuyente. En caso de que detecte esta irregularidad, la autoridad fiscal revisará las declaraciones y realizará un expediente con con las inconsistencias para notificar al contribuyente el monto de los gastos. Además, solicitará una validación de información en la que quede asentado cómo obtuvo el dinero que gastó y de cuánto debe ser el pago de impuestos.

5. No declarar ingresos. Finalmente, uno de los aspectos que más alerta al SAT por delitos como evasión de impuestos y declaración fiscal es el de no presentar tu declaración anual. No realizar este movimiento puede generar que los contribuyentes sean acreedores de sanciones por parte del fisco, cuyo monto va de los 12,640 pesos, hasta los 25,300 pesos.

Fuente: infobae.com

.