Fusil Xiuhcóatl: arma larga con sello mexicano

La industria militar en México se ha ido adaptando y modernizando con el tiempo, tales fueron los avances que hoy en día el Ejército Mexicano tiene en su repertorio una de las armas más poderosas, conocida como FX-05 Xiuhcóatl (serpiente de fuego en Náhuatl).

Con una cadencia de fuego de hasta 700 disparos por minuto, esta arma nació con el fin de mejorar y actualizar el armamento de las Fuerzas Armadas.

Los responsables de su fabricación subrayan que este fusil automático fue desarrollado por ingenieros militares y eso lo hace un orgullo para la institución castrense, pues resulta de gran ayuda para combatir al crimen organizado y proteger a la gente.

En entrevista, el teniente coronel e ingeniero industrial Héctor Gonzalo Laguna Araujo menciona que el FX-05 está diseñado por y para mexicanos, por lo que está adaptado correctamente a la fisonomía del soldado, lo que permite su fácil operación.

El fusil cuenta con un cargador de 30 cartuchos, que le brinda una adecuada capacidad de fuego y tiene un alcance de hasta 800 metros, característica que lo hace perfecto para las funciones que realizan los militares.

De acuerdo con los expertos encargados de su fabricación, el fusil FX-05 está armado con un total de 112 piezas, de las cuales 42 son elaboradas en la Fábrica de Armas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), donde también se realizan el ensamblado y pruebas de funcionamiento de este rifle, que el principal armamento individual del soldado mexicano.

El lugar permite el correcto proceso en la elaboración y desarrollo tecnológico de innovaciones que ingenieros han creado.

El teniente coronel Laguna Araujo, subjefe de la Fábrica de Armas, en entrevista con EL UNIVERSAL, destacó que la historia de esta planta inició en 1856, cuando se crea la Fábrica Nacional de Armas, la cual evolucionó junto al país. Lo que no ha cambiado, agregó, es el propósito de este complejo, que consiste en crear y desarrollar productos de calidad que ayuden a salvaguardar a la nación.

“Para mí es un orgullo pertenecer a esta institución y a esta factoría, ya que se demuestra y se pone el ejemplo de la capacidad que tenemos los mexicanos para lograr desarrollos de alta calidad y con precisiones muy acertadas” señaló el teniente coronel.

La fábrica de armas está integrada por un total de 308 elementos, tanto personal administrativo como operativo, formado por hombres y mujeres soldados que son especialistas en el campo de la ingeniería.

En esta factoría también se realizan varios procesos para la realización del fusil FX-05, que son llevados a cabo por la plantilla de soldados, además de maquinaria que ha ido evolucionando con el tiempo, de modo que se ha implementado tecnología de punta y robots automatizados que llevan a cabo trabajo preciso a gran velocidad.

El teniente, que mostró un poco de la gran labor que se realiza en este centro, externó que este complejo es de vital importancia para México, pues proporciona múltiples beneficios.

El FX-05 cuenta con un cargador de 30 cartuchos, que le da una adecuada capacidad de fuego y tiene alcance de hasta 800 metros. 

“La industria militar en su conjunto, y en específico la fábrica de armas, es un eslabón importante en el desarrollo tecnológico de nuestro país, ya que al estar creando tecnología e innovación, promueve la investigación, el crecimiento económico y la no dependencia a factores externos”, indicó.

Desde 2019 se comenzó a trabajar en nuevas instalaciones para la fábrica, en el Campo Militar Número 25 Oriental Puebla. Su reubicación está planeada para 2023, cuando se estima que este lugar proveerá mayores instalaciones que darán paso a incrementar la familia del fusil FX, puesto que se tiene proyectado el desarrollo de una pistola y de una subametralladora.

Fuente: eluniversal.com.mx