Fonatur comprará hotel para hospedar a funcionarios que colaboran en construcción del Tren Maya

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo explicó que el Hotel Axkan Arte sería utilizado ser utilizado como apoyo logístico para los servidores públicos que integran las brigadas del Tren Maya en la zona y posteriormente será integrado al Centro Integralmente Sustentable en Tulum para ser aprovechado como unidad de negocios.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) busca comprar por 47.7 millones el Hotel Axkan Arte en Tulum, Quintana Roo, para alojar a brigadistas (funcionarios públicos) vinculados en la construcción del Tren Maya y reducir costos por el uso de otros hoteles, aunque se le cobrará “un costo de recuperación por hospedaje que consiste en la mitad de la tarifa vigente por noche”.

El inmueble, ubicado a unos minutos del centro de Tulum, tiene una antigüedad de cuatro años, cuatro niveles, 25 cajones de estacionamiento sin techar y como unidades rentables: cuatro suites, 18 habitaciones dobles, seis habitaciones sencillas, dos penthouse.

Además cuenta con un restaurante, pizzería-bar y piscina con palapa.

Se prevé que los recursos para la compra sean del presupuesto asignado para el presente año y el objetivo de la misma es: celebrar contrato de compra-venta del Hotel Axkan Arte para ser utilizado como apoyo logístico para los servidores públicos que integran las brigadas del Tren Maya en la zona y posteriormente será integrado al Centro Integralmente Sustentable en Tulum para ser aprovechado como unidad de negocios.

El fondo busca con dicha operación “contar con un instrumento para promocionar la actividad turística en la zona, dado el aumento esperado en la afluencia de visitantes nacionales y extranjeros una vez que el Tren Maya inicie su operación”.

Antes de definir la adquisición, personal del Fonatur consideró la posibilidad de construir un inmueble de 30 habitaciones; sin embargo, el costo de construir un hotel era superior al costo por la compra del inmueble.

Reducir costos

Como justificación ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Fonatur, a cargo de Rogelio Jiménez Pons, argumentó que uno de los principales problemas administrativos que enfrentan, junto con sus filiales, para la construcción del Tren Maya es el gasto que realiza para viáticos y transporte de los servidores públicos que forman parte de las brigadas.

“La mayoría de los brigadistas viven en zonas distintas a las que se les asigna en sus comisiones, necesitan hospedarse cerca del lugar donde realizan sus actividades. Dada la vocación turística de Tulum, las tarifas hoteleras en la zona son altas, por lo cual los brigadistas tienen serias limitaciones para hospedarse en un lugar digno”, explicó.

Fuente: eleconomista.com.mx