Regresa #LordFonatur, ahora por rentar en Airbnb residencia presidencial

Nuevamente el delegado del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en Cancún, Quintana Roo, Raúl Bermúdez Arreola se encuentra en el ojo del huracán, ahora es investigado por alquilar para su beneficio una villa de descanso en la zona hotelera del Caribe y la cual fue construida con fondos públicos durante el sexenio del presidente Felipe Calderón y que estaba proyectada para funcionar como casa de descanso presidencial.

De acuerdo con Reforma, la Villa Chakté se encuentra a pie de playa y está ubicada a cinco minutos del aeropuerto en Cancún y es rentada a través de la plataforma Airbnb, donde se pide un anticipo el cual debe depositarse en una cuenta que no es de Fonatur.

En octubre del año pasado, el delegado de Fonatur, Bermúdez Arreola fue exhibo en redes sociales amenazando al administrador del fraccionamiento Isla Dorada por la medidas sanitarias para poder hacer uso del gimnasio.

En aquella ocasión Bermúdez Arreola fue nombrado #LordFonatur por los usuarios redes sociales, el funcionario es habitante del fraccionamiento, pero de acuerdo con el Observatorio Ciudadano, él se quejo de las medidas sanitarias del gimnasio al que acude.

El delegado de Fonatur reclamó a través de una llamada al administrador de Isla Dorada para recriminarle por los lugares reservados para hacer ejercicio.

De acuerdo con Observatorio Ciudadano, después de la llamada, el delegado de Fonatur acudió a la oficina de administración y retó a golpes al empleado, al tiempo que lo amenazó con clausurar el fraccionamiento.

Sobre este caso de prepotencia, el director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, dijo que se trató de un “problema doméstico” entre condóminos y aseguró que Bermúdez Arreola ofreció disculpas y será amonestado por la dependencia por su actitud.

LA VILLA PRIVADA QUE RENTA

Villas Chakté consta de 21 mil 273 metros cuadrados y 846 metros de construcción, está en la Zona Hotelera Cancún y tiene acceso directo a la playa.

Se trata de una villa conformada por módulos independientes distribuidos en comedor, sala, recámara principal y secundaria, alberca con jacuzzi, cuarto de máquinas, un extenso jardín y un  módulo de servicios.

El costo por noche por la villa es 10 mil 176 pesos, según la plataforma Airbnb ya no hay disponibilidad para lo que resta del 2021.