Reportes señalan que ‘el Mayo’ Zambada, Ovidio y Caro Quintero se disputan CDMX

Señalan la detención de 49 presuntos criminales de distintas jerarquías, entre jefes de células, operadores financieros y distribuidores de droga.

La Ciudad de México es acechada por células del Cártel de Sinaloa, de las facciones de Ismael “el Mayo” Zambada y Ovidio “el Ratón” Guzmán, hijo del “Chapo” Guzmán; así como por “el Narco de narcos”, Rafael Caro Quintero según un informe de inteligencia elaborado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México. 

Las células criminales pelean territorio en la CDMX para actividades financieras, trasiego de droga, distribución y venta de cocaína, según el reporte del que El Universal posee una copia

En el reporte se señala la detención de 49 presuntos criminales de distintas jerarquías, entre jefes de células, operadores financieros y distribuidores de droga. 

  • “Los Chapitos”. El pasado 12 de julio fueron detenidas 14 personas, 4 de ellas ahora en libertad, tras un operativo en Topilejo, Tlalpan; que según reportes desde hace 3 meses buscaban controlar las narcotiendas de la zona. 
  • En junio de 2020 fue asesinado Juan Antonio Valenzuela Ortiz, quien era del Cártel de Sinaloa ligado al “Mayo” Zambada, en un hotel de lujo ubicado en Santa Fe. 
  • En octubre de 2021 fueron detenidos 3 sicarios en la colonia Nápoles, enviados presuntamente para asesinar al hermano menor de “Los Chapitos”
  • En abril de 2020 se registró la detención de integrantes de Los Sinaloa en la zona de Tepito-Morelos
  • El 13 de enero fue capturado Marco Antonio Munguía Villarreal, en Polanco, ligado al “Mayo” Zambada
  • El 31 de enero de 2022, en la alcaldía Venustiano Carranza, fue detenido Luis Irminger Moreno por el delito de narcomenudeo, ligado al Cártel de Sinaloa y dijo ser familiar de Ovidio Guzmán

Asimismo, reportan que la confrontación que sostienen “el Mayo” y “Los Chapitos” por adueñarse de la Ciudad de México ha provocado la muerte de al menos 75 víctimas entre 2020 y 2022.

Fuente: politico.mx