Hoteleros en Quintana Roo negocian contratación de trabajadores beliceños

La presidenta de los hoteleros del sur del estado, Bertha Medina, anunció que van muy avanzadas las negociaciones para importar trabajadores beliceños que se ocupen en la industria de la construcción en la entidad.

Así lo dio a conocer vía remota durante la conferencia de prensa convocada por Empresarios de Quintana Roo en la que dio a conocer que ya han sostenido tres reuniones con la embajadora de México en Belice, Martha Zamarripa, quien está haciendo las gestiones para las visas de trabajo que se necesitarán para los trabajadores que ingresarán a nuestro país para ocuparse en la construcción de infraestructura urbana.

La empresaria hotelera aseguró que esas negociaciones van por muy buen camino y se ha identificado que los trabajadores beliceños están muy capacitados justamente en los oficios de la construcción, por lo que se atenderá un déficit importante de mano de obra en el sur del estado.

Además, expuso que otra de las características de los trabajadores beliceños es que son bilingües, lo cual podría ser aprovechado por el sector de servicios de lado mexicano para la atención de turistas.

Sergio León, presidente del organismo Empresarios por Quintana Roo, dijo por su parte que las reuniones con la embajadora también están encaminadas a avanzar en el tratado de libre comercio entre México y Belice, el cual tiene ya varios años negociándose y el paulatino avance en el intercambio de trabajadores y servicios entre ambos lados de la frontera común ayudará a que se consolide dicho acuerdo comercial entre ambas naciones.

Anuncios previos

Desde el 2014 se anunciaron unos primeros avances en las negociaciones de este tratado.

En ese entonces, el cónsul honorario de México en Belice, Jorge Valencia Gómez, dio a conocer que con el tratado se estaba negociando ampliar el horario de estancia de los camiones que diariamente transportan visitantes de Belice a Chetumal y otras comunidades fronterizas.

Para ello, se buscaba establecer reglas comunes de seguridad que deben cumplir los camiones de carga y autobuses de pasaje y turismo que crucen la frontera México-Belice en ambos sentidos. “Se trata, de promover la competitividad en el autotransporte, fomentar el turismo y el comercio, así como definir las rutas de viaje y terminales, sin restringir el número de unidades que ingresen a México y viceversa”, expuso.

Las pláticas bilaterales de ese entonces planteaban la obligación de los transportistas a contar con un seguro de daños a terceros y de pasajeros en caso de accidentes, además de que habría intercambio de información en el tema de licencias, para cerciorarse que los operadores de ambos países cuenten con su documentación vigente.

Desde el 2012 Belice ya había flexibilizado temas de comercio con México, liberan un listado de 34 fracciones arancelarias para que pudieran ser introducidas a su país exentas de permiso de importación, con lo que se benefició de manera importante a productores de la península de Yucatán y el sureste mexicano como Tabasco y Chiapas.

Los productos que desde el 1 de septiembre del 2012 están libres de permiso de importación en Belice son: carnes, aves de corral, granos, frutas y verduras, harinas, cacahuates, productos de pasta, cítricos, jaleas, mermeladas, salsas, jabones, blanqueadores, fósforos, playeras, barcos de motor y muebles de madera (bambú o ratán).

Fuente: eleconomista.com.mx