Opinión | Pepe Monroy, el nómada electoral que pretende pisar los derechos de las mujeres

  • En un lapso de tan sólo 5 años, el dirigente del partido político estatal MAS de Quintana Roo, José Antonio Monroy Mañon, ha participado como candidato en 3 elecciones en distintos estados de la república mexicana, sorteando de algún modo no muy claro el requisito de residencia de cada entidad federativa.

En su participación más reciente, como candidato plurinominal al congreso de Quintana Roo, impugnó a su propia compañera de partido, para arrebatarle su escaño, desconociendo su propio compromiso y la ley electoral de asignación de candidaturas por cuotas de género, que le garantizan a las mujeres equidad política en las elecciones.

Trayectoria de Monroy, el nómada electoral

En su corta y vertiginosa “carrera” política de no más de 7 años, el “príncipe” Monroy, como lo denominan en el estado de Morelos por ser hijo de una acaudalada familia de empresarios, ha demostrado no tener una ideología más allá de su conveniencia personal y se ha “brincado” de alguna forma el requisito de ley que exige determinado tiempo de residencia de cada estado para contender por cualquier cargo de elección popular.  

Toluqueño, comenzó en su natal Estado de México y desde los 25 años ha ocupado puestos públicos como Segundo regidor en el ayuntamiento de Toluca, posteriormente se registró ente el IEEM como candidato a diputado en las elecciones del 2018 por el partido Verde en las que perdió al juntar tan solo el 4% de la votación del municipio de Zinacantepec, finalmente fue Presidente del Consejo Estatal Agropecuario hasta el 2019.

Al año siguiente, en el 2020, sorpresivamente aparece Pepe Monroy, en el estado de Morelos, ahora como el distinguido fundador de un partido político estatal de nombre Bienestar Ciudadano con el cual de alguna manera no muy clara consigue su registro ante el IMPEPAC  para participar como diputado de representación proporcional en las elecciones del 2021 al igual que su compañera Alfonsa Leticia Padilla Medina, sin embargo, el partido local recién creado perdió estrepitosamente todas las diputaciones y todos los ayuntamientos donde participó por lo que igualmente perdería su registro al quedar muy lejos de obtener el 3% de la preferencia electoral de ese estado.

Repitiendo el parón de comportamiento, Monroy Mañon de la nada, aparece en Quintana Roo en el 2021, ahora como dirigente del partido local MAS, un decadente partido al borde de perder su registro.

A través de este partido, Pepe Monroy tramitó ante el IEQROO su registro y el de otros 3 de sus allegados provenientes del estado de México para conformar la lista de candidaturas plurinominales.

Una vez más, de forma por demás extraña los 4 aspirantes mexiquenses, Diana Laura Nava Verdejo, José Antonio Monroy Mañon, Alfonsa Leticia Padilla medina y Alfredo Francisco Villaseñor consiguen su registro ante el IEQROO como candidatos sin cumplir con el multicitado requisito de residencia mínima de 6 años en el Estado de Quintana Roo.

En esta ocasión, gracias a la postulación de un líder estatal el partido consiguió el 8% de la votación lo que se tradujo en una diputación plurinominal, según la lista de candidatos, le correspondía a Ana Laura Nava, sin embargo, un día después de asumirla, pidió licencia dejando vacante el cargo.

Para cubrir la ausencia y respetando la asignación de lugares por género, se designó como diputada a la tercera candidata de la lista, Alfonsa Padilla, con lo que Pepe Montoya dijo estar de acuerdo, pero Padilla fue impugnada ante el tribunal Electoral del estado por la única candidata de la lista nacida en Quintana Roo quien sustentó su queja presentando pruebas de cargo de que Padilla medina no cumplía con el requisito de residencia de 6 años en el Estado, por lo que no podría ser candidata ni diputada.

Ante un probable acuerdo de la autoridad electoral para destituir a Alfonsa Padilla, Pepe Monroy promovió una segunda impugnación en su contra, solicitando que su nombre no apareciera en los estrados del Tribunal Electoral, para así poder negar en la conferencia de prensa que él convocó que cualquier militante del partido, incluyéndose, hubiesen promovido dicha impugnación.

Para mala suerte de Pepe Monroy, al día siguiente de haber negado ante los medios de comunicación su participación en dicha impugnación contra su compañera Padilla Medina, el conocido portal de noticias en línea “La Opinión de Quintana Roo” exhibió imágenes de la queja donde se aprecia que el quejoso es José Antonio Monroy Mañon y el sentido de su impugnación va en decir que se vulneran sus derechos electorales por la candidatura asignada  por principio de género hacia Alfonsa Padilla, por lo que demanda que dicho cargo le sea asignado a él.  

Existen versiones no oficiales, que indican que Monroy Mañon busca obtener la diputación a cualquier costo, toda vez que lo que en el fondo necesita es el fuero constitucional ya que parece que podría tener una investigación derivada de presentar documentos falsos ante autoridades federales para saltar el requisito de residencia en al menos dos estados donde ha contendido como diputado. De ser así, el problema que enfrentaría Pepe Monroy podría tener consecuencias incluso de cárcel.

Fuente: Javier Cataño Leal