Regidor Florescano mintió a la prensa y engaño a PROFECO

Tremenda ficha ha demostrado ser el regidor en Benito Juárez Julián Ramírez Florescano quien además es dueño del Instituto Universitario Kukulcán y que desde el 2008 se rehusó a pagar los trámites oficiales del Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE) para permitir a sus estudiantes obtener su cédula profesional.

La irresponsable falta de voluntad para pagar desde hace casi 8 años los derechos oficiales que le permitirían a su Instituto funcionar conforme a la ley, ha causado que durante 5 generaciones los estudiantes de las tres carreras que se imparten en el Instituto Universitario Kukulcán no puedan obtener sus respectivos títulos ni cédulas que les permitan ejercer sus profesiones.

El instituto no ha vacilado desde hace varios años en emitir cartas membretadas a los estudiantes donde se les hace saber que sus trámites de titulación están en proceso y sus papeles ingresados a la Secretaría de Educación y cultura del Estado, sin embargo, la misma Secretaría mediante el oficio SEYC/SEMSYS/370/2017 informa que el Instituto Universitario Kukulcán se ha negado a pagar o refrendar los rvoes desde que le fueron otorgados en el 2008 hasta diciembre del 2006.

Algunos estudiantes afectados, ante la constante y prolongada negligencia por parte del propietario del plantel y ex candidato de MORENA a la presidencia municipal Julián Ramírez Florescano, denunciaron los hechos públicamente y comenzaron a tramitar amparos, así como una denuncia de conciliación ante la Procuraduría Federal del Consumidor.

Hace unos días, en una conferencia de prensa convocada por el mismo regidor Ramírez Florescano, aseguró que todo este asunto se trataba de golpeteo político orquestado por el Partido Acción Nacional y negó rotundamente haber recibido emplazamiento algún de parte de la PROFECO.

Julián Ramírez Florescano quien además de ser regidor, dirige la Comisión de Educación y Cultura del ayuntamiento de Benito Juárez hoy queda exhibido como mentiroso ante la prensa y la sociedad toda vez que el emplazamiento oficial de la PROFECO si existe y efectivamente fue recibido por personal del instituto Universitario Kukulcán y entregado al embustero funcionario tal cual lo aseguraban los estudiantes afectados.

citatorio_profeco

Increíblemente, la mentira declarada frente a la prensa y sus cámaras no termina ahí, de hecho se magnifica ya que Florescano ademas de mentir acerca de haber recibido el emplazamiento, omitió mencionar que para evadirse a cumplir con el citatorio de la PROFECO, el falaz regidor presentó un escrito firmado de su puño y letra donde notifica a la PROFECO que por indicaciones médicas y debido a la gravedad de su padecimiento, no podría asistir a la audiencia de conciliación que se llevaría a cabo el día 12 de Abril y para sustentar lo anterior anexó un justificante médico que le indicaba reposo absoluto por los próximos 7 días, es decir del 12 al 19 de abril.

escrito_justificante

escrito_justificante2

escrito_florescano

Aparentemente la justificación médica resultó ser un engaño más, esta vez burlándose directamente de la dependencia Federal que protege a los ciudadanos consumidores.

Julián Ramírez Florescano el 12 de abril, día que supuestamente estaría en reposo absoluto, estuvo presente durante la sesión de cabildo efectuada en el ayuntamiento de Benito Juárez según se puede comprobar en su publicación de Facebook, además en la página de la misma red social del mañoso regidor publica impunemente su asistencia en otro evento, esta vez el día 17 de Abril, dos días antes de que la indicación médica de reposo absoluto concluyera.

Presente en sesión de cabildo el 12 de Abril

escrito_justificante4

Al parecer Julián Ramírez Florescano ejerce la impunidad que le brinda el fuero que le otorga su cargo de regidor y le ha dado la confianza de engañar a la sociedad y trasgedir la ley e incluso amenazar con demandar a una de las estudiantes que ha sido afectada en lugar de buscar como resarcir el daño que evidentemente ha causado.

Por su lado, los estudiantes ya cuentan con suficientes evidencias para solicitar al congreso del Estado un juicio político que les permita destituirlo de sus funciones y privilegios como el fuero para enfrentarlo legalmente en igualdad de circunstancias permitir que se aplique la justicia y la ley dicte las sentencias correspondientes.

En lo político, las acciones de Julián Ramírez Florescano pone en entredicho los principios que rigen a MORENA partido político que representa y que se basan en No mentir, No robar y No engañar al pueblo habiendo faltado a cada uno de estos principios, igualmente ofensivo es contrastar el comportamiento del regidor en la visita de Andrés Manuel López Obrador del pasado 2 de Julio gritando y protestando en contra de los invitados a la firma del acuerdo de unidad nacional acusándolos de corruptos cuando sus propios actos no son distintos a sus reclamos.

¿Habrá alguna reacción de la dirigencia estatal o Nacional? O decidirán voltear la mirada hacia otro lado, convalidando por omisión el comportamiento de este embaucador.