MORENA reprueba con 4 el primer año de gobierno de CJ; deja 10 pendientes en Quintana Roo

Está reprobado con una calificación de cuatro el gobierno de Carlos Joaquín González porque ha sido un año perdido sin obra pública, aumento de la deuda y destinó más recursos a sectores no prioritarios, afirmó ayer José Luis Pech Várguez, delegado estatal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), en conferencia de prensa.

En este primer año de gobierno, “la obra pública está realmente reducida, de los más de 2 mil 500 millones de pesos del sexenio anterior, este año se redujo a mil 300 ó mil 200 millones de pesos, hay un 54 por ciento de reducción a la obra pública y esto se siente en una zona donde se vive fundamentalmente de la obra pública y los negocios van cerrando como es el caso de Chetumal, porque no hay dinero de la obra pública”.

Y si a esto le adicionamos el gasto público natural de algunas cosas como es el caso de la confección de los uniformes escolares y las mochillas, se asigna a empresas foráneas, sin darle oportunidad a los empresarios locales para organizarse y competir correctamente, pues con esto “la atonía económica sigue y el rencor y el hartazgo es evidente”, expuso.

Cuando el dinero es poco, pues el dinero le debe tocar a la empresa local para que pueda defenderse porque es la que genera empleo y permite que la gente se defienda, pero en este caso “la zona sur es una zona de desastre económico”.

Con todo esto, dijo, este primer año se ha perdido en cuanto a obra pública y en asignación de oportunidades para las empresas locales.

“Por eso censuro a este Congreso del Estado porque aprobó mucho dinero adicional para los diputados cuando no era necesario, ya había sido bastante en el anterior, mucho dinero para las oficinas del gobernador, para algunas dependencias de ellos, para la Secretaría de Hacienda, y muy poco dinero para la actividad turística, poco dinero para el campo, que luego le fue reducido, muy poco dinero para la obra pública, le redujo un 54 por ciento, esto es lo que está mal, y eso es lo que uno dice está mal usado el dinero, adicionalmente, de por sí hay poco”.

Al realizar una evaluación del primer año del gobierno del expriísta Carlos Joaquín González, emanado de la alianza PAN-PRD, le dio una calificación de cuatro.

“Yo le daría un cuatro, cuatro, totalmente reprobado; ya particularmente que vivo en el sur, estamos no solamente mal, sino peor, las calles rotas, la economía cayéndose, los negocios cerrando, la poco actividad pública que debía haber, no hay”, afirmó.

Señaló que existen 10 principales pendientes con la sociedad quintanarroense, los cuales enumeró de la siguiente manera:

  1. Inseguridad y violencia (incremento de más del 100 por ciento en homicidios dolosos (134 vs 65) en el primer semestre de 2017, comparado con el de 2016.
  2. Impunidad. Pobre la respuesta de las corporaciones policíacas y la Fiscalía General del Estado.
  3. Pocos resultados en la detención y procesamiento de exfuncionarios y la elevada posibilidad de que Roberto Borge no se le procese en prisión, pues los delitos bajo los cuales será extraditado pueden permitirle libertad bajo fianza. Lamentablemente hay un doloroso olvido en todos los delitos patrimoniales realizados por Félix González Canto contra el patrimonio estatal.
  4. Las asignaciones y compras del gobierno estatal a empresas poblanas tienen un fuerte olor a corrupción. Muy grave que este gobierno nos siga debiendo el cambio…
  5. La tendencia de repetir formas del pasado en los nombramientos del fiscal del estado, Tribunal Superior del Estado y Auditor Superior del Estado. Y próximamente al fiscal anticorrupción.
  6. El congreso local ha olvidado que es el representante de la sociedad y un contrapeso a las decisiones del Poder Ejecutivo. Mala restructuración de la deuda, mal presupuesto estatal (empezando por el incremento injustificado de 95 millones de pesos al poder legislativo), cuestionadas decisiones en los recientes nombramientos realizados, (particularmente en el caso del auditor superior), entre otras cosas. Ahora observamos que, con tanto dinero disponible, los diputados pueden salir a promocionarse bajo el rubro de gestión social, olvidando sus funciones primordiales. Ya anunciaron que la próxima reforma electoral les permitirá a nuestros presidentes municipales y diputados que quieren reelegirse, seguir usando los cuantiosos recursos que disponen sin pedir licencia a sus cargos. Eso quiere decir que los “regalos” de los diputados y los presidentes hacia la ciudadanía seguirán siendo legales aunque tremendamente inmorales.
  7. El patrimonio natural de la entidad sigue afectándose sin que el estado haya sido efectivo para evitar que grandes consorcios mantengan proyectos ecocidas, como el caso del Hotel Riu en Punta Nizuc. Algo similar ocurre en Holbox.
  8. Falta de coordinación con el gobierno federal y los ayuntamientos para atender asuntos apremiantes, particularmente en el caso de seguridad.
  9. El gobierno estatal no ha honrado su palabra: la zona sur empeora económicamente, muchos empleados gubernamentales han sido despedidos de sus trabajos, las zonas agrícolas siguen abandonadas, los servicios médicos en los hospitales no mejoran, la inseguridad se adueña de las calles y la impunidad campea, siendo mal ejemplo para todos, aún para los funcionarios actuales.
  10. El gobierno actual no recupera una Visión de Estado que asegure nuestro desarrollo. Sigue confundiendo crecimiento con desarrollo. Los síntomas de la degradación económica, social y ecológica son un llamado urgente que el gobierno no escucha y que debiera llevarlo a reorientar el rumbo que llevamos. Estamos destruyendo el patrimonio ecológico heredado y que puede ser nuestra principal ventaja competitiva del futuro en la actividad turística.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes Anahí González Hernández, Omar Sánchez Cutis y Juan Ríos Valderrama, coordinadores territoriales de los distritos tres, uno y cuatro, respectivamente.

Fuente: poresto.net