Se le acaba el tiempo a Carlos Joaquín para denunciar corruptelas de exfuncionarios

Se le acaba el tiempo al actual gobierno estatal, encabezado por Carlos Joaquín González, para interponer denuncias contra ex funcionarios de la pasada administración, pues según la ley éstas proceden hasta un año después de que dejaron el cargo, dijo Luis Armando Ezquiel Orozco, presidente del Colegio de Abogados.

“Si no lo hace ya, no se le pueden fincar responsabilidades como servidores públicos. Es delicado, por eso hay que hacerlo lo más pronto posible, el gobernador tomó protesta el 25 de septiembre del año pasado, faltan muy pocos días para que sea el año”.

Hasta ahora existen 43 denuncias contra ex funcionarios que ocuparon un cargo público durante el gobierno de Roberto Borge Angulo, a partir de que tomó el poder la actual administración.

En un primer paquete fueron interpuestas 15 denuncias que implican a por lo menos 20 ex servidores públicos, en una segunda etapa se ingresaron 27 denuncias en las que están relacionados 84 ex funcionarios, además, según anunció el titular de la Secretaría de la Gestión Pública, Rafael del Pozo Dergal, vienen entre ocho y nueve más.

Según explicó, Ezquiel Orozco, la fecha de presentación de las denuncias caduca un año después de haber dejado el cargo como servidor público, pero las órdenes de aprehensión no, si éstas están determinadas por un juez.

“Este gobierno tiene la obligación de que antes de que se cumpla un año efectivo de la toma de protesta, presente todas las denuncias posibles en contra de esos ex servidores públicos que malversaron fondos o hicieron mal uso de los recursos públicos”.

La ley establece, indicó, que después de dejar el cargo público se tiene un año para promoverle cargos o denuncias al ex servidor.

“Si no lo hace ya no se le pueden fincar responsabilidades como servidor público”.

“Tiene que acelerar esas denuncias porque ya pasó un año y estos ex servidores se han ausentado del estado, se han ido a otros lugares, ahora hay que pescarlos. Debió hacerse con todo el sigilo y no estarles avisando para poder hacer una aprehensión efectiva”.

Lamentó que a pesar de las decenas de denuncias hayan “muy pocos los detenidos”, por eso aconsejó darle más celeridad a los casos y si ya son denuncias planteadas y órdenes de aprehensión otorgadas, ejecutarlas a la brevedad posible.

Fuente: sipse.com