Bruno Domínguez candidato transparente y preparado para la fiscalía anti-corrupción de Quintana Roo

El monopolio de la corrupción liderado por ambiciosos políticos debe ser controlado por una fiscalía especializada. Y aunque se le dio suficiente cobertura de información, lo cierto es que el principal designado como titular de la fiscalía anticorrupción de Quintana Roo se encargará en la construcción de sólidos diques de contención que ahora van con asignatura legal necesaria.

Ante la llegada de una nueva alborada, si así resultara designado el Licenciado en Derecho Bruno Francesco Domínguez Manzi como titular de la nueva fiscalía anticorrupción estatal, ayudará a despejar la ofuscación que sustituyó al raciocinio anterior durante un tiempo determinante en el pasado, para ahora señalar y castigar la corrupción de funcionarios en detrimento del futuro de Quintana Roo.

El tema toca a Quintana Roo. Y no solamente porque los coletazos de corruptos hayan precipitado inusuales megasaqueos sobre el territorio quintanarroense, sino porque cabe la pregunta sobre cómo se afrontará a cualquier tipo de fenómeno de corrupción en el futuro.

En la historia reciente hay suficientes antecedentes como para temer la osadía inminente de algunos de estos eventos de corrupción. Sin duda, la preparación para contar con un Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción puede disminuir los daños, especialmente al erario y al patrimonio del Estado, que es lo único que al final se constituyen en una pérdida irrecuperable.

La figura del Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción, la cual, mediante la reforma a la Fiscalía General publicada en el Diario Oficial del Estado en fecha 19 de julio, se estableció como una unidad con autonomía técnica con facultades para investigar y perseguir los delitos establecidos en la Sección Cuarta del Libro Segundo del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, así como cualquier otro delito cometido por servidor público del Estado en el desempeño de un empleo, cargo o comisión.

Un candidato para asumir el nombramiento de fiscal anticorrupción es el Licenciado en Derecho, Bruno Francesco Domínguez Manzi, tiene un Diplomado en Notarial y Registral, Diplomado en Juicios Orales Penales, Diplomado Derecho Internacional Público y Privado de la Universidad la Salle. Diplomado Sistema Nacional Acusatorio Impartido por la ministra Margarita Beatriz Luna Ramos.

A Domínguez Manzi se le reconoce destacada trayectoria que ostenta la Certificación Nuevo Sistema Penal Acusatorio, además, ha participado en eventos académicos sobre lavado de dinero y en congresos Internacionales de Derechos Humanos; actualmente se desempeña como Asesor Jurídico con especialidad en Derecho Corporativo y Penal Migratorio.

Fuente: sipse.com