Fiscalización busca mejorar tejido social en Cancún; Eduardo Mariscal de la Selva

Son cerca de 50 mil jóvenes adolescentes a los que se les evitó la entrada a algún antro de la ciudad o zona hotelera, además de la prohibición de venta de alcohol en las tardeadas o fiestas en lugares públicos.

“Buscamos mejorar el tejido social, porque el tema del consumo de alcohol en menores no tiene que ver con estatus, hay una afectación dependiendo del acceso que tenga el adolescente a los productos alcohólico”, dijo Mariscal de la Selva en el programa Póker Quintana Roo que conducen los periodistas Clicerio Cedillo, Jorge Castro, José Ramírez y Martín G. Iglesias.

Agregó que en los operativos en bares, se colabora con otras dependencias, como son la Fiscalía, la Cofepris, Protección Civil, Seguridad Pública y Sefiplan (Secretaría de Finanzas y Planeación); donde se checa no solo la entrada de menores, sino también que el alcohol que se expende no sea adulterado, además del horario que debe ser respetado, porque esto no es una.

“Son varios temas de delincuencia derivado del consumo del alcohol, hemos tenido buena respuesta de la sociedad de padres de familia, entre más ojos se den cuenta de las cosas que hacemos, se tiene una mayor transparencia”; y defendió que este no es un tema recaudatorio, sino que se trata de reglamentación.

Al entrar en la dinámica de las preguntas, Eduardo Mariscal de la Selva invitó a la población a que participe en los operativos, porque solamente así se podrá ciudadanizar el trabajo que se realiza en Fiscalización, pues no se violenta ningún derecho; la denuncia de los asistentes a estos lugares es importante para que los menores no entren a consumir alcohol.

Defendió que las clausuras en la víspera del primer Informe de Gobierno del presidente Remberto Estrada, no fue un golpe mediático, sino que se trata de proteger a los menores y que los empresarios respeten el horario de venta de alcohol, el tema de la clausura de una tienda de autoservicio “no se clausuró por eso, sino porque no se habían pagado las horas extraordinarias”.

Al preguntarle si ha recibido amenazas por parte del crimen organizado por las clausuras que se realizan, dijo que no. Lo que sí comentó es que algunas cámaras no están de acuerdo que se le clausure a su agremiado en negocio, pero esto se trata de que las cosas se hagan bien, aunque uno que otro empresario sale ofuscado, pero muchas veces es el personal el que está a cargo que no cumple.

Por último, Mariscal de la Selva comentó que ningunos de los fiscales tiene derecho a cobrar “derecho de piso”, quien lo haga, que vaya a la dirección a su cargo para que se tomen cartas en el asunto; en otro tema, pues hay autoridades pertinentes que puedan realizar la investigación correspondiente.

“Se fortalece un mejor servicio al contribuyente, en caso que sean hostigados, pues deben denunciar directamente en Contraloría”.

Fuente: lapalabradelcaribe.com