VIP Saesa: diputados de la XIV legislatura incluida la Ofendida Marybel Villegas conocían desvíos y aprobaron Cuenta Pública de 185 MDP

  • Diputados de la XIV Legislatura también deberían explicar el millonario desfalco de la paraestatal
  • Aprobaron todas las cuentas públicas de la empresa
  • Y el colmo fue en el año 2013, cuyo informe contaba de una sola hoja sin ningún dato
  • Lo peor es que en ese mismo informe reconocen que ya había desvíos en la empresa

Hugo Martoccia

La libertad por un amparo que logró Erce Barrón Barrera la semana pasada, y la inmediata captura de Gabriel Mendicuti, volvió a reflotar el tema de la paraestatal VIP Saesa, en donde se dio uno de los más grandes desfalcos del borgismo.

De acuerdo a los datos que la propia Fiscalía General del Estado ha dado a conocer, ambos ex funcionarios están acusados de daños al patrimonio estatal por 534 millones de pesos.

Los dos eran parte del Consejo de Administración de la paraestatal, donde hubo gastos millonarios sin control alguno, lo que fue casi la forma de operación normal de la administración pública en el sexenio de Roberto Borge.

Pero el caso VIP Saesa es más grande.

La Auditoria Superior del estado presentó denuncias penales por faltantes de 619.8 millones, surgidas tan sólo de la revisión de la Cuentas Públicas 2015 y 2016. Pero el desfalco se generó desde antes, y la pasada Legislatura tiene mucho que ver.

APROBACIÓN A CIEGAS

El 11 de diciembre del año 2014 se emitió el decreto 213 de la pasada Legislatura, mediante el cual los diputados aprobaron la Cuenta Pública de la empresa del año 2013.

Como se puede ver en la fotografía, el informe de la Cuenta Pública consta de una sola hoja, en la cual no se da ninguna información. Solo se dice que el gasto total fue de 180.9 millones de pesos, sin ninguna explicación del origen y destino de esos recursos.

Se trata de una de las aprobaciones a ciegas inusual e irregular, y que fue una sorpresa y una exageración aún para los parámetros del borgismo.

IRREGULARIDADES

Un dato que llama la atención, es que el artículo Segundo del escueto decreto, determina que ya existen irregularidades en el manejo de la empresa, por lo cual los diputados piden que se haga la investigación al respecto.

Dice el artículo:

“Se instruye al Órgano Técnico de la Legislatura del estado, a continuar con los Procedimientos de Fincamientos de Responsabilidades Resarcitorias, que se iniciaron con motivo de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública de VIP Servicios Aéreos Ejecutivos SA de CV, ejercicio fiscal 2013, aplicando las sanciones pecuniarias respectivas de conformidad a la Ley del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Quintana Roo, y en su caso formule ante la autoridad competente las denuncias correspondientes como consecuencia de hechos presuntamente delictivos que se hayan evidenciado durante la referida revisión”.

Esa párrafo implica que ya había información sobre personas que deberían devolver dinero a la empresaria por viajes injustificados, e incluso se instruye a la Aseqroo para que presente las denuncias pertinentes.

A pesar de todo ello, esa férrea mayoría de diputados borgistas (que más tarde sería fundamental para aprobar el “paquete de impunidad” para cuidar las espaldas del ex gobernador) no hizo demasiadas preguntas y aprobó los gastos.

TODO EL DESFALCO

De acuerdo a la información que la actual administración estatal ha podido recabar, los desvíos totales de VIP Saesa son por 319 millones de pesos y 40 millones de dólares.

La dolarización de una parte del desvío tiene que ver con que así se pagaban las tarifas de las empresas que se contrataron.

El desvío incluye la contratación de vuelos con 22 empresas de taxis aéreos entre 2012 y 2016 por lo montos ante citados, pero además sucede que no existe ninguna relación de las razones por las cuales se contrató a esas empresas, ni quienes o porqué utilizaron los vuelos.

Otro dato llamativo es que la mayoría de las contrataciones, por 35 millones de dólares, se hicieron con una sola empresa: Aerotaxi Villarrica.

Fuente: laopinionqr.com