Issac Janix se fortalece con las polémicas designaciones de candidatos en las coaliciones

Por fin han quedado inscritos todos los candidatos que persiguen la presidencia municipal de Benito Juárez en Quintana Roo pero la selección de candidatos ha dejado un saldo negativo en la credibilidad del electorado.

Este proceso electoral que ya está en marcha, tiene de todo menos ser ordinario, desde sus inicios se han presentado toda clase de “sorpresas” en la designación de sus candidatos y conformación sus planillas que nos dejan en claro que la oferta política tradicional es pobre y más se parece un proceso de reciclaje.

Las batallas internas que se han librado al interior de los partidos han dejado ver que los partidos buscan más la supervivencia o aumento de sus prerrogativas que proyectar una imagen confiable a través de sus candidatos.

Tenemos por ejemplo que en MORENA, el partido del que se esperaban representantes transparentes y sin pasados cuestionables, terminó registrando en su mayoría a personajes externos y algunos hasta ligados con políticos detenidos de la administración pasada.

Igual de polémica resultó ser la designación del candidato de la coalición entre el PAN PRD y MC, José Luis Toledo Medina de quién prefirieron ignorar su estrecha relación con el ex gobernador Borge Angulo, actualmente preso por desvíos de miles de millones de pesos, esta designación originó un desagarre interno que amenaza con impugnar el registro de Toledo Medina.

Finalmente, en la coalición que actualmente gobierna el municipio turístico más importante del país, no se podían quedar atrás, la no tan sorpresiva negativa a reelegirse del actual Presidente Municipal Remberto Estrada Barba de extracción verde ecologista, le dio oportunidad al PRI de impulsar un candidato de sus filas, primeramente se mencionó a Eduardo Mariscal de la Selva, un militante que ha demostrado efectividad en el desempeño de los distintos puestos tanto estatales como municipales, sin embargo se le criticó que no era tan popular como se deseaba, por lo que terminaron designando a Mario Machuca, un líder sindical con más horas de vuelo, pero íntimamente ligado a los exgobernadores Félix González y Roberto Borge.

Toda esta “problemática” los respectivos dirigentes de las coaliciones la califican como un proceso normal, sin embargo, al electorado le dejan una percepción de que se trata de una lucha intestina por llegar al poder sin importar filosofías ni colores partidistas, simplemente llegar al acuerdo de grupos.

Pero no todo está perdido, en la contienda también participa Isaac Janix Alanis, un candidato independiente que en principio no le debe su registro a un grupo de poder ya que cumplió con todos los requisitos que la ley electoral establece para lograrlo.

Janix Alanis representa a un gran sector de la población que no se identifica con los políticos tradicionales que han privilegiado otros intereses distintos al bienestar del elector y al que se responsabiliza en gran parte del grave deterioro económico y social que se vive en este importante municipio.

Para Issac Janix, los desajustes que han mostrado los partidos políticos con sus coaliciones y sus correspondientes procesos de selección y designación de candidatos, le significarían un terreno fértil para sembrar su proyecto.

En esta elección en particular, se esperan campañas agresivas y posiblemente hasta de las llamadas negras, en donde el objetivo es desacreditar al adversario exhibiendo sus “trapos” sucios, lo que sin duda le abrirá más audiencia al candidato Independiente.