Entre “cuates” se reparten las obras de escuelas en Quintana Roo

Denuncian favoritismo de Abraham Rodríguez en Iifeqroo.

CHETUMAL, Q. ROO.- La creciente inconformidad de constructores de esta capital por el favoritismo con que el titular del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (Iifeqroo), Abraham Rodríguez Herrera, ha venido asignando licitaciones de obras entre un “pequeño grupo de amigos”, le “explotó” ayer al gobernador Carlos Joaquín González.

El enojo de los inconformes se hizo sentir a través del despliegue de carteles que tomaron por sorpresa al mandatario estatal, justo cuando arribaba al evento en que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) tomaría la protesta a su nueva directiva estatal: “No más favoritismo a empresas ‘amigas’ en Iifeqroo”, fue la primera que recibió a su paso al invitado de honor.

“Urgen Cambios en el Iifeqroo, sólo se han beneficiado a estas empresas: Empresas Quito S.A. de CV; Obras y Mantenimientos Integrales OMI; Bioarc S.A. de C.V.; GEA Construcciones Exactas S.A. de C.V.; Corporativo Empresarial Cheqroo S. de R.L. de C.V.; Tabred Construcciones S.A. de C.V.; Grupo Constructor y Desarrollos Ambientales del Sureste S.A. de C.V.; y Pelisier Corp S.A. de C.V.”, detalló el segundo cartel.

El Gobernador iba acompañado por el líder nacional de la CMIC, Eduardo Ramírez Leal, quienes en silencio caminaron hasta la mesa principal, tiempo suficiente para que los inconformes desplegaran sus denuncias para luego dejar los carteles sobre el suelo y abandonar el lugar, sin responder a los reporteros que corrieron para solicitarles mayor información.

El evento siguió su curso, aunque en el ambiente transpiraba el nerviosismo tanto de los organizadores como del titular del Iifeqroo, Rodríguez Herrera, quien al momento de ser abordado por los medios de comunicación aseguró que la asignación de obras se realiza a través de un riguroso procedimiento de licitación. –El procedimiento está bajo la lupa de los órganos fiscalizadores del Estado y la Federación, sobre todo cuando se trata de ejecutar recursos públicos provenientes del presupuesto federal–, justificó el funcionario.

Pero en el gremio de los constructores de Chetumal todos saben que Rodríguez Herrera reparte las obras entre amigos, como son los casos de Raúl Mézquita Carvajal, propietario de la empresa Obras y Mantenimientos Integrales; y de Asdrubal Sierra Puc, socio de Corporativo Empresarial Cheqroo.

A estos constructores amigos de Rodríguez Herrera, en 2017 el Iifeqroo les otorgó diversas obras por más de 16 millones de pesos a cada una. Lo que tienen en común las ocho empresas, es que cuentan con un amplio historial de obras asignadas por favoritismo durante las pasadas administraciones priistas y actualmente siguen teniendo ese beneficio porque sus propietarios gozan de la enorme amistad con el titular del Iifeqroo.

Fuente: lucesdelsiglo.com