Llevan ante AMLO caso de despojo de Pereyra a pareja de la 3era edad

Que el diputado local ‘sin partido’, Juan Carlos Pereyra Escudero, que todas las mañanas reza para se corran la listas de ‘pluris’ federales del PAN y Eduardo Martínez deje la presidencia de la Gran Comisión del Congreso del estado, podría ser uno de los ‘quintanarroenses’ del que muy pronta tenga conocimiento el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

El ex secretario del Ayuntamiento de Solidaridad tendrá que responder pronto de lo que parece ser su principal cualidad, que es la falta de vergüenza.

A Juan Carlos Pereyra simplemente le valió que haya sido ‘balconeado’ en medios nacionales por despojar de un terreno ubicado en Playa del Carmen a don Damián Canché Pool, de 82 años, y doña María Luisa Loría Cano, de 78. (Aquí la nota en Proceso)

Si bien, Pereyra ya desarrolló una capa dura y resbalosa en su epidermis, pues reiteradamente es protagonista de escándalos que van desde apropiarse de terrenos ganados al mar en la Riviera maya hasta la célebre ‘Ley Casitas’, debería de medirse y tener un poco de sensibilidad para atender a una pareja de personas de la tercera edad a la que le arrebató un inmueble que utilizarían para su ‘jubilación’.

Doña Luisa Loría ya tiene todo preparado para acudir con López Obrador y de paso, con la nueva alcaldesa de Playa del Carmen, Laura Beristaín, que también es de Morena, pero además el auto ya es de conocimiento de los dos diputados federales electos de Benito Juárez, Mildred Ávila y Jesús Pool, también lopezobradoristas.

Si bien López Obrador debe estar saturado, un asunto como éste, de despojar a una pareja de personas de la tercera edad de su patrimonio, no es asunto que pase desapercibido y menos cuando el autor es un connotado miembro de la ‘mafia del poder’ que se siente intocable.

Fuente: noticaribe.com.mx

NOTA COMPLETA DE PROCESO

“Anayista”, involucrado en despojo de un inmueble propiedad de adultos mayores en Q. Roo

POR SERGIO CABALLERO , 8 JUNIO, 2018

CANCÚN, Q. Roo (apro).- Damián Canché Pool, de 82 años, y María Luisa Loria Cano, de 78, tenían planes de vivir sus últimos días con el producto de la venta de un terreno, que poseen desde 1972, en la periferia de Playa del Carmen.

Pero, ahora viven en la incertidumbre y temor, pues mediante una serie de trucos legales, su terreno ahora pertenece a Juan Carlos Pereyra Escudero, coordinador de campaña en el estado de la coalición “Por México al Frente”, cuyo candidato presidencial es Ricardo Anaya.

Procedentes de Valladolid, Yucatán, don Damián y doña María Luisa llegaron en 1970 cuando este destino turístico empezaba. Son “Pioneros de Cancún”. Él trabajaba en el rancho “El Caracol”, entre la carretera Cancún-Playa del Carmen, y ella era cocinera de los campamentos de trabajadores que iniciaban, en medio de la selva, la construcción de lo que ahora es el destino turístico más importante de México.

Alrededor de 1972, los dueños del rancho, ya avanzados de edad, decidieron regresar a su tierra natal, a Chemax, también en Yucatán, y ceder parte del predio a Don Damián.

La pareja pagó ocho mil pesos de entonces por los activos que habían en el predio. Don Damián continuó con las mismas actividades que venía desarrollando desde que llegó al predio:

“Llegamos a tener 700 colmenas de abejas, 40 cabezas de ganado”, recuerda doña María Luisa.
El predio también tenía una “quebradora”, que es una trituradora de piedra caliza para materiales de construcción.

“La quebradora” nos dio de comer después de que nos pegó “Gilberto”, refiere sobre el huracán que impactó a Cancún en 1988.

El inmueble

En 1984, ingresó los documentos a la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) para regularizar la cesión del inmueble.

“Extrañamente las cosas no avanzaban”, sostiene doña María Luisa.

Con diversos abogados insistió en regularizar el terreno, el cual poco a poco se empezaba a ver rodeado por construcciones y su valor comenzó a crecer como la espuma.

Hace unos tres años, un sujeto, Héctor Salazar Montoro ofreció ayudarle. Le pidió los documentos para, de una vez por todas, regular el terreno, el cual tiene una extensión de 58 hectáreas con 125 metros, de frente en la carretera Cancún-Playa del Carmen.

El individuo le dio los documentos y la posesión del terreno a Juan Carlos Pereyra, exsecretario del Ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen) y actualmente diputado local con licencia y coordinador estatal de la coalición “Por Quintana Roo al Frente”.

“El trato”

Doña María Luisa buscó a Carlos Pereyra para reclamarle que el terreno era suyo, al tiempo que una de sus amigas divulgó en redes sociales la situación que enfrentaba con el entonces diputado local.

Pereyra Escudero la fue ver a su domicilio, en la colona Lombardo Toledano y le ofreció un trato, a cambio de que no difundiera este caso.

“No me vas afectar mi vida política”, refiere Doña Luisa que le amenazó el entonces diputado y le ofreció pagarle 10 mil pesos al mes “durante todo el tiempo que vivas”.

“Yo lo que quiero es mi terreno. No quiero limosnas”, le contestó la señora.

En la actualidad, Pereyra ya obtiene provecho del terreno con espectaculares publicitarios y, de acuerdo con doña María Luisa, planea construir un fraccionamiento.

El 7 de abril de 2018, Carlos Pereyra, exmilitante del PRI, fue presentado como coordinador de campaña de “Por México al Frente”.

Mientras tanto, don Damián ya no puede trabajar y Doña María Luisa mantiene a ambos con la venta de tamale, salbutes, panuchos y caldos los fines de semana.

Los escándalos

Cercano al gobernador Carlos Joaquín González, Pereyra ha sido protagonista de varios escándalos inmobiliarios en Playa del Carmen.

En octubre de 2014, Apro dio a conocer que autoridades de este municipio otorgaron en agosto del mismo año a dos familiares del entonces secretario del ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen), el permiso para explotar frentes de playa en ese destino turístico de la Riviera Maya, pese a que la Ley Federal de Bienes Nacionales prohíbe el otorgamiento de concesiones a funcionarios y sus parientes.

La dirección municipal de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), a cargo de Roberto Pérez Briceño, extendió constancias de “Congruencia de uso de suelo” a ocho predios localizados frente a Playacar, a favor de Federico Alberto García, casado con Ana Laura Pereyra Escudero, y María Antonieta Godoy, pareja de Jorge Pereyra Escudero, según consta en documentos en poder de Apro.