Nissan Urvan no debe ser utilizada como medio de transporte público: Poder del consumidor

En la zona conurbada de la Ciudad de México es común el uso de este tipo de camionetas y los accidentes son recurrentes, como el que ocurrió la semana pasada en la México-Pachuca que dejó 12 personas muertas.

El Poder del Consumidor hizo un llamado para que las camionetas Urvan, de la marca Nissan, no sean utilizadas como transporte público pues carecen de las medidas mínimas para brindar este tipo de servicio.

Mediante un comunicado, la organización recordó que el pasado viernes 20 de julio una camioneta de este tipo colisionó en la autopista México-Pachuca, dejando 12 personas muertas y 5 lesionadas.

También se refirió al caso del accidente de la caravana que a inicios de año acompañaba a la entonces precandidata independiente a la presidencia de la República ‘Marichuy’, que de la misma manera viajaba en una camioneta de este tipo y cuyo descenlace fue de una persona muerta y varias lesionadas.

El Poder del Consumidor especificó que este tipo de transporte no sería posible venderlo en Japón (país de origen de la marca Nissan) ni en Estados Unidos, Canadá o Europa debido a la falta de elementos seguridad, lo que pone en peligro a las personas que las usan.

De la misma manera alertó sobre el uso de la camioneta Hiace de Toyota, la cual, al igual que la Urvan, no cuenta con frenos ABS que evitan que el auto derrape en caso de hacer un frenado total inesperado.

Además, especificó que este tipo de transporte no cuenta con cinturones de tres puntos en todas las plazas ni el Control Electrónico de Estabilidad (ESC), que permite mantener el control del vehículo en maniobras bruscas de emergencia y con ello evitar una colisión.

“Al día de hoy no existe una obligación a los fabricantes de autos en México que incluyan elementos básicos como los frenos ABS, o que aprueben estándares internacionales de impacto frontal o lateral, se espera que esto sea una realidad a finales de 2020 cuando la NOM-194 entre completamente en vigor”, especificó la organización.

El Poder del Consumidor aseguró que es responsabilidad de los gobiernos estatales y municipales el asegurar un transporte público seguro, que tiene que ver directamente con los modelos de autos que se autorizan para este fin.

Fuente: reporteindigo.com