Ex Borgistas aprobaron candados en el contrato con Aguakan que impiden revocación inmediata.

La senadora Marybel Villegas ha lanzado una campaña mediática para exigir al ejecutivo estatal se revoque la concesión de Aguakan, sin embargo, como diputada local que fue en la XIV legislatura y donde ella misma firmó a favor de la extensión de dicha concesión, debería conocer los candados incrustados en las cláusulas de dicha concesión que hacen virtualmente imposible la revocación, al menos de forma inmediata.

Hace cuatro años, la actual senadora por Morena Maribel Villegas Canché avaló y aprobó como legisladora del PRI la ampliación hasta 2053 de la concesión para la distribución de agua potable y alcantarillado a favor de la empresa Aguakan, pero ahora desde la alta tribuna de la Cámara Alta está exigiendo la revocación de la misma.

Ante tal “incongruencia” y “cinismo” político, la bancada del PAN en la XV Legislatura local ayer le pidió que explicara dónde fueron a parar los mil millones de pesos que en ese entonces se pagaron al gobierno de Roberto Borge por la ampliación de la concesión, que ahora ella misma califica como el gran “robo del siglo”.

“Ahora viene hablar de corrupción cuando ella autorizó esa ampliación que costó más de mil millones de pesos, los cuales desaparecieron luego de la firma del contrato, sería bueno que la senadora le explicará a los quintanarroenses dónde está ese dinero y que ahora no pretenda colgarse de la lucha anticorrupción que realiza el Ejecutivo del estado”, reclamó el diputado Jesús Zetina Tejero.

En conferencia de prensa, el coordinador de la bancada albiazul calificó de “incongruente” y “cínica” la actitud de la morenista, y dijo que afortunadamente existe constancia documental y videográfica en los archivos del Congreso de que la ex priista avaló y aprobó ampliar la concesión de Aguakan para los municipios de Puerto Morelos y Solidaridad, a pesar de los malos antecedentes con que ya contaba la empresa en la prestación del servicio en Benito Juárez e Isla Mujeres.

Desde que Villegas Canché asumió el cargo de senadora por Morena, agregó el legislador, ha hecho gala de su protagonismo en una adelantada carrera por la gubernatura del estado pretendiendo engañar a la gente de que su lucha es por la revocación cuando hace cuatro años pudo haber impedido que se le ampliara la concesión hasta el año 2053.

Zetina Tejero confirmó que la última auditoría practicada a la concesionaria arrojó irregularidades financieras con un monto de mil 55 millones de pesos detectadas en sus operaciones de 2016, lo que derivó en que la concesionaria Aguakan fuera intervenida administrativamente por resolución del Consejo Directivo de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA).

En compañía de los demás miembros de bancada, el panista comentó que los resultados de esta auditoría son preliminares, toda vez que aún faltan por auditar los años 2017 y lo que va de 2018 para asumir una decisión, aunque adelantó que en breve el Consejo Directivo de CAPA, encabezado por el Gobernador Carlos Joaquín, hará un anuncio importante respecto a retirar la concesión, o no.

La revocación de la concesión se debe hacer con sólidos fundamentos legales, ya que la anterior Legislatura puso candados para impedirlo, entre ellos una penalización impagable que se calcularía en la suma de los ingresos totales que obtiene, multiplicados por los años que restan hasta llegar al 2053, unos 13 mil millones de pesos, lo cual de momento impactaría las finanzas estatales.

Fuente lucesdelsiglo.com