Obama calienta la campaña en EE.UU. a tres días de las elecciones: “Trump miente e inventa cosas”

WASHINGTON.- En el último tramo de la campaña para las elecciones legislativas, que podrían alterar no sólo el equilibrio de poder en el Congreso, sino dificultar el gobierno de Donald Trump , el exmandatario Barack Obama apuntó ayer contra el líder republicano y lo acusó de dividir al país. “Miente e inventa cosas”, dijo el demócrata sobre el presidente norteamericano, en medio de un discurso entusiasta ante una multitud en Miami , en su discurso más duro contra la administración actual.

“Si no te gusta lo que está pasando en este momento, no sólo te quejes”, dijo ayer Obama en un acto de campaña en Florida , y atacó la línea dura de Trump con los inmigrantes. “No tiene compasión, esto no es Estados Unidos “, criticó. Asimismo, el expresidente estadounidense denunció como un “truco político” el plan del republicano de enviar a miles de soldados a la frontera con México para impedir el ingreso de una caravana con unos 7000 migrantes centroamericanos al país.

En un acto de campaña para acompañar a candidatos demócratas antes de las elecciones legislativas del martes, Obama dijo que la administración republicana estaba “alejando” a las “valientes tropas de sus familias por un truco político en la frontera”

Trump, quien colocó a la inmigración en el centro de la escena electoral de su partido, atacó en forma persiste la caravana de migrantes centroamericanos que intenta llegar a Estados Unidos, denunciándola como una posible “invasión”. Sobre ello, Obama indicó que el despliegue estaba sirviendo para “enfadar y desmayar a la gente”. Y agregó: “Simplemente hay una constante intimidación para distraer la atención”.

Según el exmandatario (2009- 2017), el futuro del país se juega en estas elecciones. “Un Estados Unidos donde nosotros, el pueblo, sin importar cómo luzcamos, sin importar cuál es nuestro apellido, ni cómo llegaron nuestros padres a este país, podemos unirnos para trabajar por nuestro país”, aseveró.

“Hagamos historia”
Durante el encuentro, Obama instó a la multitud a una mayor participación electoral. “Hagamos que la historia suceda aquí en Florida”, alentó a los entusiasmados partidarios, a quienes pidió una acción más decisiva. “No te pongas ansioso ni te asustes, no levantes las manos con desesperación. No abuchees. No uses hashtags. ¡Votá!”, arengó el exmandatario, que gobernó el país entre 2008 y 2016, en un país donde el voto no es obligatorio.

Cuando se fue de la Casa Blanca, en enero del año pasado, Obama había dicho que su intención era seguir la tradición de sus predecesores manteniéndose fuera del foco de atención a menos que percibiera amenazas a los valores estadounidenses. Pero en los últimos meses se involucró directamente en la campaña y, según una encuesta de la cadena CNN, el 66% de la población tiene hoy una opinión favorable de él, un porcentaje mucho más alto que el 42% de Trump.

En el tramo de una campaña marcada por la interceptación de paquetes con bombas enviadas a demócratas prominentes, incluido Obama, el expresidente pidió defender “los valores que nos unen a nuestros conciudadanos, sin importar quiénes son”.

El martes, los estadounidenses elegirán a legisladores para 435 escaños en la Cámara de Representantes, 35 bancas en el Senado de 100 miembros, 36 gobernadores y docenas de legislaturas estatales.

“El cambio todavía puede tener lugar, la esperanza aún no está muerta”, indicó al cerrar su mitin en Miami enarbolando los dos emblemáticos lemas de sus campañas presidenciales: “Cambio” y “Esperanza”.

Semanas atrás, Obama también recordó la supuesta campaña contra la corrupción que iba a impulsar Trump.

“Prometieron asumir el problema de la corrupción. ¿Lo recuerdan? Pero llegaron a Washington y lo saquearon todo. Acumularon tantas acusaciones que podrían llenar un campo de fútbol con ellas. Nadie en mi gobierno fue acusado, entonces, ¿qué es lo que han limpiado?”, se preguntó.

Antecedentes
Para encontrar otros casos de expresidentes involucrados en una campaña contra su sucesor es necesario remontarse a los años 30, cuando Herbert Hoover criticó el programa New Deal de Franklin D. Roosevelt, al que calificó de “despótico” en la convención republicana de 1936.

Hubo otros expresidentes que también fueron críticos con sus sucesores. Jimmy Carter se convirtió en un abierto opositor a la invasión de George W. Bush a Irak, al calificar a su administración como “la peor de la historia”. Pero fueron comentarios únicos en entrevistas u otros ámbitos públicos. No hubo acusaciones sistemáticas en una campaña electoral.

Fuente: Agencias AFP y Ansa