Aseguran regular rentas vacacionales en 2019

A partir de 2019, todas las personas que operan rentas vacacionales en Quintana Roo estarán obligadas a pagar impuestos y contar con licencias de funcionamiento, de acuerdo con una propuesta del Poder Ejecutivo.

El documento ingresado al Congreso del Estado, como parte del paquete fiscal del próximo año, plantea la reforma de la Ley de Impuesto al Hospedaje, para incluir las plataformas y a quienes rentan sus viviendas, como sujetos obligados en materia de contribución.

Entre las modificaciones destaca que las personas físicas o morales que rentan de manera temporal o parcial que brindan servicio de hospedaje o alojamiento en sus inmuebles particulares deben solicitar su inscripción al Registro de Contribuyentes.

De igual manera, deben obtener la Licencia de Funcionamiento por cada establecimiento donde se brinde el servicio de hospedaje, y además de pagar impuestos.

Estas disposiciones aplicarán a todas las plataformas como Homeaway, Roomorama o Flipkey, entre otros que funcionan sin ninguna regulación. Actualmente, únicamente Airbnb paga el 3% por concepto de impuesto.

En el caso de Cancún son seis mil 700 propiedades identificadas y tres mil 758 anfitriones, con un costo promedio por estancia de 70 dólares y una ocupación de 38% en temporada baja y 74% en la alta.

Otros sitios donde ha crecido esa oferta es Isla Mujeres, donde en los últimos cuatro años, las rentas vacacionales crecieron hasta 400% al pasar de 100 a 400, rebasando incluso la oferta de hoteles pioneros de la ínsula.

Leonel Alfonso Castillo, representante de la Asociación de Hoteles Fascinantes de Isla Mujeres, mencionó que el crecimiento representa una baja de 20% para los hoteles formales, por lo que urgió regulación ante el impacto y la competencia desleal.

Con la iniciativa, en manos del Congreso Local y firmada por el gobernador Carlos Manuel Joaquín González, Quintana Roo se adelantó a la propuesta ciudadana que trabaja el equipo de transición de la próxima administración federal, que planea la regulación de las rentas vacacionales.

A diferencia de la intención local, el planteamiento de la siguiente administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador, incluye una actualización del impuesto a 4%, además de cobrar el Impuesto Sobre la Renta a los anfitriones.

Fuente: sipse.com | Stephani Blanco