Es oficial: regresa el Chacho García Zalvidea a la política va por diputación estatal

Aunque el carismático ex presidente municipal de Benito Juárez dice que no es cierto que regresa porque nunca se fué, el dia de ayer el IEQROO le hizo entrega de su constancia de registro que lo acredita formalmente como candidato a diputado por el distrito 2 de Quintana Roo.

Sin duda el reconocido ex edil es una de las cartas más fuertes del partido Movimiento ciudadano pero también es un peso pesado de entre los 90 candidatos estatales de todos los partidos ya que a decir verdad él se colocó como el parteaguas de la política en Quintana Roo cuando se convirtió en el primer presidente municipal de oposición en la historia del estado, llegando incluso a representar un contrapeso al entonces gobernador Joaquín Hendricks.

Para sus adversarios la “peligrosidad” del Chacho García Zalvidea radica en que como presidente municipal tuvo un desempeño apegado y a favor del pueblo lo que dejó una profunda huella que hasta el dia de hoy ninguno de sus sucesores ha logrado llenar.

Muchos recuerdan todavía que el Chacho se caracterizó por ser el primer presidente municipal que acercó permanentemente a los funcionarios de su administración al pueblo, implementando programas de atención ciudadana tanto personalizadas con visitas en sus colonias como en la explanada del edificio del ayuntamiento, estos programas los han adoptado algunos de sus sucesores pero sin lograr el éxito de antaño.

La historia nos dice que el Chacho fue el primer presidente municipal que se enfocó realmente a la atención ciudadana tanto de forma presencial como ya se mencionó pero también con la implementación de programas que entonces eran novedosos como lo fué el Sistema Integral de Atención ciudadana o SIAC por sus siglas, programa basado en la recepción de quejas y su direccionamiento automatizado por medio de claves electrónicas de seguimiento, mediante el cual las claves eran dirigidas automáticamente a cada director de área responsable para darles seguimiento y con lo cual se conseguía conocer el estado de la queja o sugerencia y adicionalmente se calificaba la eficiencia de atención ciudadana.

En materia de seguridad hay que recordar que durante su administración fue en donde se unificaron los cuerpos policiacos de tránsito, seguridad pública y bomberos creando una sola dirección general desde la cual se pudo brindar un servicios con mayor eficiencia y sincronía, dejando como legado adicional el actual edificio que ocupa la secretaría de seguridad pública municipal, inmueble construido exprofeso para ese fin.

El trabajo realizado por el Chacho como presidente municipal fue ampliamente reconocido por todos los cancunenses pero también trascendió a todo el estado lo que lo colocó como el candidato natural de oposición para la gubernatura sin una competencia significativa lo que puso muy nerviosos a las cúpulas del poder estatal de aquel entonces quienes se aseguraron de tomar las medidas necesarias para sacarlo de la contienda.

El reto que enfrenta ahora García Zalvidea radica en transmitir a las nuevas generaciones su obra y experiencia como luchador social ya que por las mencionadas ambiciones políticas fue injustamente encarcelado y despojado de sus derechos políticos, imputandole cargos que finalmente la suprema corte de justicia de la nación desechó por carecer de veracidad, sin embargo el objetivo de sacarlo de la candidatura a la gubernatura se logró afectandolo incluso por varios años más.

El Chacho García Zalvidea fue injustamente privado de su libertad por ser aspirar a la gubernatura de Quintana Roo

Según las propias palabras de Juan Ignacio García Zalvidea, toda esta amarga experiencia le ha servido para fortalecer su determinación de trabajar por los que menos tienen y con esa convicción enfrentará en esta ocasión este proceso electoral.

Fuente: Javier Cataño Leal