Ya hay reducción de personal en algunos hoteles de Cancún

Varios hoteles de Cancún han tenido que recortar personal, al no haber logrado las metas de ocupación en Semana Santa, confirmó Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, quien indicó que en verano el panorama es preocupante y que los “descansos solidarios” podrían regresar a partir de septiembre.

En rueda de prensa, el empresario comentó que muchos hoteles trabajan con un “staffing guide”, lo que es una guía que indica cuánto personal necesitan, de acuerdo a la ocupación que tengan. Para Semana Santa, muchos presupuestaron un personal para un 90-100% de ocupación, pero al no concretizarse, “el primero que sufre es el colaborador”.

Esta pérdida de empleo genera a su vez una serie de efectos sociales, añadió, aunque se negó a cuantificar esta pérdida de empleo, al considerar eso “tendencioso”.

“Sí hubo quien no llenó y tuvo que dejar ir a colaboradores”, reiteró.

Cuestionado sobre las cifras de Sedetur, que se llegó a cifras por encima del 85%, contestó que fue en los días más álgidos, pero Cancún no solía ser así “como Acapulco” con un pico de ocupación de jueves a sábado.

El tema va más allá de ocupación, no obstante, pues también se tiene un “yield management” o un manejo de las tarifas de acuerdo a la oferta y demanda, y al no llenar cuartos, se reducen las tarifas.

Esto ya ocurrió en la temporada vacacional y para el verano la situación no es alentadora, pues están entre 20-25 puntos por debajo de otros años en reservas, y aunque saben que en los próximos meses se cubren estas vacantes, se hacen a unas tarifas inferiores.

Es una reacción en cadena, pues al reducir un hotel de alto nivel su precio al de uno inferior, el segundo forzosamente debe hacer igual para mantenerse competitivo.

La reducción en tarifas la estimó entre un 20 y 25% igualmente.

Como Semana Santa es una temporada corta, no hubo descansos solidarios, pero es posible que ocurran de septiembre a octubre, de mantenerse la actual tendencia.

Cuestionado sobre si la reducción se debe a la inseguridad, contestó que se dice que se vive una “percepción de inseguridad”, ironizando que para contrarrestarlo, lo que se requiere es promoción y publicidad, justo lo que está en el limbo a nivel federal.

NO A TODO HAY QUE DECIRLE SÍ AL PRESIDENTE

Sobre la promoción institucional turística de México, que dejó de darse desde enero y que todavía se está en espera que se reinicie en un nuevo organismo, Cintrón Gómez comento que tal vez se deba a “tiempos políticos; quizá esté pensando en unas situaciones de colores”.

Alegó que independientemente de la política, y de la “ideología de una persona”, se tiene que velar por el bien común, del país.

“No a todo hay que decirle sí al presidente. Para eso nuestros diputados y senadores son diputados y senadores. Ellos son los que en realidad deben controlar al país. Hay quien propone y quien dispone; quien dispone es el Congreso”, argumentó.

Insistió en que quieren saber cuándo pueden contar con el nuevo organismo, pues hay mucho que hacer y mucho en qué trabajar, principalmente en retomar las campañas de promoción y decir al extranjero “ya fue, era solo un sustito”.

Fuente: caribeempresarial.com