Protagoniza la “Trini” un mal orquestado ataque contra edil de Lázaro Cárdenas

En un burdo y evidente golpe político esta mañana se presentaron tres regidoras del municipio de Lázaro Cárdenas en la vice fiscalía de justicia del Estado, todas ellas comandadas por la ex presidenta municipal y también actual regidora Trinidad García Argüelles con la intención de presentar algún tipo de queja contra el presidente municipal que bien a bien no se entendió de que se trataba.

La presentación del caso y acomodo de los quejosos ante los periodistas presentes estuvo a cargo de la “Trini” quien aclaró en repetidas ocasiones que ella tan solo acompañaba a los querellantes, sin embargo dirigía la secuencia de participación de los regidoras así como el relato de los supuestos hechos con un lujo de detalle dignos de un consumado director de teatro.

Se trataba de las regidoras Lourdes del Socorro, Leticia Alcocer y el regidor Rubén Álvarez quienes se presentaban para denunciar que por medio de un documento firmado ante notario se les descontaba dinero de sus quincenas para apoyar a los Lazarocardeneses hecho con el que estaban de acuerdo pero dentro de los documentos firmados ante dicho notario no se dieron cuenta de que habían firmado una hoja en blanco mismo que a su decir se convirtió en un pagaré.

Por su parte Leticia Alcocer Ávila segunda regidora y designada por la “Trini” como exponente principal del caso, en medio de una total confusión y desorden como pudo leyó un discurso previamente escrito donde según ella relataba los hechos en los que acusaba abuso de confianza y violencia de género (acusación que nunca fundamentó), sobresaltando la firma de documentos para donar parte de su salario a los habitantes del municipio y el supuesto abuso de confianza radicaba en que entre los papeles que se firmaron también se firmó un pagaré en blanco.

Sin embargo, en su participación, la versión del regidor Rubén Álvarez contradijo la versión de Leticia Alcocer ya que el por su lado aseguraba que lo que se había firmado con el notario fue solamente el libro de firmas por lo que saltaron las preguntas de los reporteros pues por un lado la regidora aseguraba que había formado un papel en b  lanco mientras que su compañero aseguraba que se había firmado solo el libro de firmas.

Ante la pregunta expresa de uno de los periodistas presentes que si la hoja que ahora presenta como pagaré se encontraba en blanco al momento de plasmar su firma, la regidora Alcocer Ávila esquivó responder mientras el regidor insistía vehementemente en que lo que se había firmado era el libro de firmas de la notaría no un pagaré en blanco.

Ante tales contradicciones, una de las periodistas externo que en este caso todo indicaba que se trataba de una cuestión política más que otra cosa.

Acto seguido la “Trini” salto a interrumpir diciendo que ella también contaba con una denuncia que hacer retomando el liderazgo de la situación, re direccionando sus baterías en acusaciones de índole distintas a las expresadas por sus compañeras asistentes.

En resumen, no queda claro cuál es el objetivo de los regidores al presentar denuncias donde cada quién cuenta hechos distintos, donde se mezclan asuntos personales con asuntos de orden público y peor aun cuando quien dirige la puesta en escena ni siquiera es presunta agraviada.

Fuente: Javier Cataño Leal