Sargazo es un excelente biofertilizante para el cacao, jitomate y caña de azúcar

Cerca de una tonelada diaria de sargazo es procesada en una planta en el sur de la ciudad para elaborar un biofertilizante que ya es usado para lograr un mayor crecimiento en cultivos de cacao, jitomates y caña, logrando en el primer caso un rendimiento 30% mayor y más rápido

Se trata de la empresa Alquimar, que tiene la meta de lograr 5 mil litros por semana de este biofertilizante, creado sin químicos adicionales, sino únicamente a través del tratamiento con biodigestor del sargazo.

Luis Masia, propietario de esta empresa, indicó que primero se le extraen otros componentes útiles al sargazo, como el alginato, un espesante común en las algas que es aprovechado por la industria textil, seguido de algunos antioxidantes para suplemento alimenticio.

La materia orgánica restante, conocida como el bagazo, es utilizado para crear este biofertilizante, que ha sido dado de forma gratuita, a modo de prueba con una comunidad cacaotera en Tabasco, así como con cañeros en Veracruz y el sur de Quintana Roo, y con productores de jitomate en Puebla. En todos los casos, pese a la renuencia inicial de los hombres del campo, los resultados han sido positivos.

“Nuestra capacidad óptima son 5 mil litros por semana, aunque estamos en pruebas. Ya están en venta en línea”, comentó el emprendedor, que forma parte del Proyecto Puerto Morelos, para el aprovechamiento de esta alga.
El sargazo que utilizan debe ser verde, sin fermentación, motivo por el que ellos mismos se encargan de buscarlo, en Cancún y Puerto Morelos, para someterlo a una limpieza con rayos UV, con un proceso séptico y luego con un biodigestor.

Una tonelada diaria no es nada en comparación con todo el sargazo que recala en nuestras costas, admitió, de ahí la necesidad de que todos quienes puedan aprovechar esta alga se unan en una “cadena de valor”, para procurar sacarle el máximo provecho.

Luis Masia comentó que, con el biofertilizante, el cacao cultivado creció un 30% más y en un periodo 30% menor al usual, lo que pinta muy bien para estos productores.
Incluso él ha hecho pruebas con vainilla, una planta que se ha intentado producir en la región sin éxito, y que con este producto sí ha resultado muy bien.

Con información de Agencia SIM