Iglesia de la Virgen Desatanudos revoluciona el Sur de Cancún como un santuario de paz y oración

Unos llegan con sed urgente de soluciones, con un nudo en sus vidas; otros regresan a agradecer, a inclinarse ante el milagro de la fe. Unos encontraron un lugar de paz, y otros, una manera distinta de acercarse a Dios. La Virgen Desatanudos está revolucionando el Sur de Benito Juárez, Cancún, con una devoción que crece mientras se emblanquece el panorama con los listones blancos como metáfora de los pedidos y la fe.

El santuario de Cancún es el único autorizado en México y está en una zona de altísimo crecimiento inmobiliario: cientos de hectáreas son arrasadas en los alrededores para sostener un crecimiento poblacional que ronda el seis por ciento anual.

Ubicación

Siguiendo la avenida 135, a un costado de Villasmarino y frente a Villas del Arte, está la nueva avenida que conecta la zona floreciente de casa nuevas y edificios no concluidos que serán espacios para las nuevas vidas que vienen a buscar su destino a este polo turístico. En medio de esa selva que es arrancada palmo a palmo, ha quedado un pulmón donde está el Santuario de la Virgen Desatanudos.

Desde lejos se pueden ver las banderas amarillas y, tras el portón de acceso, se erige la iglesia toda hecha de madera. Hacia la derecha está siempre una señora que minuciosamente mide y corta los listones blancos. Estos fragmentos inmaculados son depositados en unas canastillas con plumones: allí los fieles de la Virgen hacen su pedido, el nudo que espera desate la Madre de Dios.

Buscan la paz

Personas de todas las edades buscan un listón para dejar su pedido anudado en una soga o un árbol, en un lugar donde reina la tranquilidad, una paz que es cada vez es más difícil de encontrar en está ciudad que el año pasado tuvo a más de 500 ejecutados.

Una pareja transita los senderos de abundante vegetación para ir a meditar en una pequeña capillita. Minutos más tarde otra pareja contrae matrimonio: todos están descalzos en el oratorio donde, según reza el cartel de madera, no se puede ingresar con calzado.

Una niña anuda silenciosamente el listón en el que pide a la virgen un favor, un deseo. Se guarda para sí el pedido que queda en una rama tierna. Son miles y miles las cintas que ya penden del santuario como hilachas que se mecen con el viento caribe. Allí están escritas las súplicas, los pesares, los deseos de componer algo que está enmarañado. Poderosos hombres y mujeres de la política se arrodillan en sus pasillos rodeados de una mística que buscan entre tanto dinero; también personas humildes a los que la miseria les ha dejado aún más acabados.

El origen

El padre de la iglesia, Luis Pablo Garza, dice que tiene poco tiempo, pero que podrá atender a Grupo Pirámide unos minutos. Originario de la Ciudad de México, llegó a este destino turístico hace cuatro años para dar inicio a la fundación del santuario. Recuerda que conoció a la Virgen en São Paulo, Brasil, pero aclara que es una devoción que tiene raíz en el siglo XVIII.

Un santuario (del latín sacrarium, sanctus) es un templo en el que se venera una imagen, dioses o reliquia de especial devoción. Y cuenta la historia que fue el ahora Papa Francisco, quien entonces como Jorge Bergoglio, llevó de Augsburg a Buenos Aires una tarjeta postal con esta imagen. En esa ciudad encargó una copia de la imagen, la cual fue instalada en la iglesia de San José del Talar. Allí son miles los peregrinos que llegan a pedirle favores.

Santuario de la Virgen Desatanudos en Talar, Buenos Aires

De un cuadro a la devoción

Las referencias que existen en internet dicen que el origen de María Desatanudos (Maria Knotenlöserin) es un cuadro de Johann Georg Melchior Schmidtner que data de 1700​. En él se representa a la Virgen María, rodeada de ángeles, protegida por la luz del Espíritu Santo, con su pie izquierdo pisando la cabeza de La Serpiente, como representación de Satán.

Patrona de los matrimonios

Desde hace tres años se construye este santuario en Cancún con la venia del obispo, Pedro Pablo Elizondo, que autorizó que se haga en esta zona de la ciudad. “Me dio su bendición para que fuera dedicada a la Virgen Desatanudos”, dice el párroco que agrega: “Se juntaron las voluntades de muchos, como la de una familia que donó el terreno y que lo hizo de forma anónima”, explicó. “Es un lugar de paz, y entre más lugares de paz y oración existan, más bonito va a ser”.

Patrona de los matrimonios y los conflictos matrimoniales, en una ciudad que figura en los primeros lugares nacionales de divorcios y separaciones, la tarea de la Virgen no será fácil.

Horarios de misas…

Fuente:grupopiramide.com.mx