Con grúas propias, la Comuna de BJ atacaría abusos de empresas: Jorge Aguilar

Ante las limitaciones del Ayuntamiento para actuar ante los abusos de las empresas que prestan el servicio de arrastre de vehículos con grúas, debido a que los permisos para su funcionamiento los otorga el gobierno del Estado, propusimos que la Comuna cuente con grúas que trabajarían con tarifas establecidas en la Ley de Hacienda del Municipio, manifestó el secretario general, Jorge Aguilar Osorio.

Si alguna empresa quiere sumarse a un rol de trabajo en el “alcoholímetro”, por ejemplo, tendría que cobrar con base en esas tarifas, subrayó.

De manera complementaria, se está empujando la posibilidad de licitar un corralón único para que la gente no acuda a distintos lugares y que se le garanticen las mejores condiciones de seguridad, honestidad, tarifas y trato, que es de lo que más se queja el ciudadano, porque no sólo te cobran lo que se les pega la gana, sino que te tratan con la punta del pie y es algo que no estamos dispuestos a seguir tolerando, expresó.

Por otra parte, el funcionario señaló que el propósito del “alcoholímetro” no es recaudatorio, ni es un tema de amparos, sino de salvar vidas, pero desafortunadamente no lo han entendido así ni los conductores ni los agentes de tránsito, de modo que “en la conciencia de alguno estará algún accidente o ser humano que haya sufrido daño en su persona por un conductor alcoholizado”.

Aguilar Osorio opinó que el “alcoholímetro” debería ser permanente, pero por el momento sólo se acordó ampliar los días porque la gente ya no sólo toma y maneja el fin de semana, sino toda la semana.

Estamos trabajando con el Cabildo sobre las acusaciones de corrupción en ese programa, las cuales debemos aceptar y ver así, de modo que estamos trabajando en la modificación del procedimiento del “alcoholímetro”. 

Este programa fue muy bueno en su inicio, pero se corrompió. Está muy difícil el rescate, el tema de 
los amparos, gente que da dinero a quienes los amparan y luego no pueden recuperar su vehículo porque deben cumplir las horas de arresto, continuó.

En ese sentido, anunció el relanzamiento del programa con algunas modificaciones para erradicar los “vicios” en los que se cayó. “Vamos a equipar a la gente, a comprar cámaras para prevenir la corrupción, pero es importante que la gente que bebe y maneja también asuma las consecuencias, no irse por la fácil, a lo que desafortunadamente acceden algunos agentes”.

La regidora Clara Díaz, de Seguridad Pública, está muy pendiente de eso y considero que antes de fin de mes se aprobarán estas modificaciones. Hay propuestas interesantes, como que las personas, en vez de pagar una pena corporal, vayan a una plática de concientización sobre manejar y tomar y que, a la par cumplan horas de trabajo a favor de la comunidad, quizá no limpiando sargazo, pero sí dando vialidad afuera de las escuelas, añadió.

Fuente: lajornadamaya.mx