Holbox y sus espectaculares playas bioluminiscentes

Este verano en Isla Holbox, Quintana Roo, puedes presenciar el fenómeno de la bioluminiscencia en sus playas. La temporada va de abril a diciembre y solo se puede ver cuando no hay luna porque la oscuridad favorece su visión.

La bioluminiscencia es una reacción química de la enzima luciferasa, que emite un brillo similar al de las luciérnagas.

Uno de los sitios donde puedes ir a contemplar miles de luces que iluminan el mar y la arena en colores verde y azul eléctrico, es la playa de Punta Cocos.

En Holbox hay varias maneras de disfrutar de sus playas bioluminiscentes. Algunos touroperadores ofrecen recorridos en kayaks con duración de dos horas, hasta para 20 personas. Otras opciones incluyen paseos completos con puestas de sol, el avistamiento de la bioluminiscencia y, después, la salida de la luna. Estos duran alrededor de tres o cuatro horas.

En Holbox solo hay hoteles boutique y de estilo rústico. Está alejado de la intensa vida nocturna pero, a cambio, te ofrece otras actividades que van más allá de tus expectativas.

Practicar esnórquel, nadar con el tiburón ballena, el avistamiento de aves, los recorridos en bicicleta y las caminatas al atardecer son parte de las actividades a realizar.

Conoce una de las islas más bellas de México, rodeada de aguas turquesas y na arena blanca.

Esta pequeña isla se encuentra en el Caribe mexicano, a dos horas de Cancún, en la reserva ecológica de Yum Balam. Se llega por carretera y, después, una lancha.

Fuente: milenio.com