Todos los municipios de Quintana Roo bajo el Mando Único

Instalarán en OPB 200 cámaras de vigilancia para el C4

Al admitir incrementos en algunos delitos en Othón P. Blanco y Bacalar, el secretario de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, firmó ayer martes el convenio de coordinación de Mando Único con ambos municipios. Con esta signatura concluye en todo el estado la incorporación a este esquema de seguridad.

“Desafortunadamente ha habido una serie de situaciones e incremento en algunos tipos delictivos que hay que atender de forma inmediata y no había resultados ni permitía un combate efectivo en contra de la criminalidad; en Bacalar ha habido presencia en algunas comunidades de grupos delictivos, particularmente del narcotráfico, que vamos a combatir con apoyo de Sedena, Marina y Guardia Nacional con mucha determinación”, dijo el funcionario durante la firma del convenio de Mando Único en Bacalar.

Más tarde en la sala de Cabildo del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Capella Ibarra destacó la importancia del acuerdo de Mando Único que representa la estrategia de seguridad en la entidad y que permitirá trabajar con el esquema de coordinación del gobierno federal traducido en la Guardia Nacional.

Con la firma en Othón P. Blanco sumaron ya las 11 corporaciones policiacas municipales más la del estado bajo el esquema de Mando Único, que además incorpora la profesionalización y aplicación de tecnología.

Aseguró que en breve será realizada la instalación de 200 cámaras de seguridad en Othón P. Blanco permitiendo a través del C-4 tener “un cerebro de control e información importante”.

“Es un reto significativo lo que sucede en Othón P. Blanco y establecer una estrategia eliminando las fronteras acordadas de los cuatro sectores nos permitirá tener una cobertura más amplia con la suma de capacidades estatales y municipales”, dijo el secretario al asegurar que en esta zona hay una contención de cinco homicidios menos en los siete meses de 2019, en un comparativo con el mismo periodo de 2018 cuando registró mayor incidencia.

Sin embargo, no dejó de lado el tema de delitos patrimoniales, en donde se comprometió generar acuerdos con cadenas de autoservicio para trabajar coordinadamente.

Indicó que trabajará para evitar el “efecto cucaracha” que se da en otros municipios aledaños como Bacalar, con trabajo con las policías municipales.

“Vengo de firmar el convenio en Bacalar, son 58 elementos, falta mucho por hacer en materia de capacitación, los vamos a invitar a que visiten la academia y vamos a generar cursos de actualización”, expresó. También anunció que el mes próximo entregarán mil uniformes en la zona sur.

En cuanto a que en las comunidades de Bacalar hay zonas de refugio de bandas criminales, precisó que es un tema recurrente en todo el país ante la debilidad de los municipios en términos operativos.

“Buscan refugio en zonas urbanas y las convierten en focos de control y desarrollo de actividades ilícitas, pero hay un trabajo estructurado de inteligencia con la Semar y áreas de inteligencia federal”, insistió.

Destacó que con este modelo en la zona norte, particularmente en Benito Juárez, ha reducido la incidencia delictiva en un siete por ciento, mientras que a nivel nacional crece en un 6.8 por ciento.

Resaltó el trabajo con la Secretaría de la Marina, Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional, del que emanan resultados importantes, “falta mucho, pero con lo que tenemos hay resultados y por primera vez en 40 meses se ve una tendencia a la baja”, manifestó.

Citó que de enero a agosto han logrado detener a 357 miembros de la delincuencia dado que el epicentro de criminalidad estaba en Cancún y hoy en Solidaridad, en donde trabajan de forma importante.

Aplicación de la justicia 

Indicó su preocupación por lo que pasa en el sur del estado en relación a las detenciones y puestas en libertad por parte de la Fiscalía y mencionó que en la zona norte ya han logrado articular coordinación con la Fiscalía General.

Añadió que comparte la preocupación con el fiscal Óscar Montes de Oca Rosales y con base a un convenio y apoyo del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) se trabajará en ello. 

Igualmente mantendrán un conversatorio con el TSJE para analizar las detenciones “y ver quien la está regando, si es quien llena el informe policial homologado, si es un criterio del MP o falta de la Policía investigadora o un criterio del Juzgado, ello ha dado resultados en la zona norte, donde el 80 por ciento de los detenidos han sido vinculados a proceso, lo que habla de un porcentaje alto”, informó.

Fuente: lajornadamaya.mx