Manuel Bartlett acumula 21 denuncias en su contra por presunto conflicto de interés

Insiste la titular de la Secretaría de la Función Pública que la dependencia llegará “hasta las últimas consecuencias” en investigación

CIUDAD DE MÉXICO.- La titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval, informó al comparecer ante el Senado, que van 21 denuncias en contra del director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, por su presunto conflicto de interés.

En respuesta a la senadora Xóchitl Gálvez del Partido Acción Nacional (PAN), quien cuestionó la omisión de Bartlett en su declaración patrimonial, Sandoval Ballesteros afirmó que la dependencia a su cargo llegará “hasta las últimas consecuencias”, aunque serán prudentes, pero al mismo tiempo, exigentes de no dejar sin responsabilidad si hay omisiones o casos de corrupción.

“Van 21 renuncias por el tema. Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias. Tenemos que ser prudentes por la presunción de inocencia, seremos exigentes de no dejar una responsabilidad sin asignación por omisión o actos de corrupción. Al ser un proceso administrativo abierto, no puedo dar más información”, indicó.

A lo que reviró Gálvez, que Bartlett debe dejarse de “hacerse güey”, y declarar lo que le corresponde, pues es inmoral negar a su pareja sentimental para no asumir que no hizo completa su declaración patrimonial, además de que según su exposición el gobierno del presidente López Obrador medirá con la misma vara y no se repetirán las prácticas de las administraciones pasadas.

A la pregunta del senador Clemente Castañeda (MC), sobre el comentario de Susan Rose-Ackerman, en cuanto a la política de austeridad fomenta la corrupción y no reduce el volumen gubernamental, Eréndira Sandoval respondió que no hubo tal posicionamiento. “No hubo un posicionamiento en contra, fueron sacadas de contexto, dijo que no se trata de mermar a los funcionarios públicos, pero no enfatizó en nuestra política de austeridad”, indicó.

El pasado jueves 10 de octubre, al impartir una conferencia, la investigadora Susan Rose-Ackerman, recomendó evitar reducir presupuestos en la burocracia para no fomentar corrupción, ya que se trata de mejorar la estructura de programas no de reducir el volumen gubernamental, anotó.

“Hay que evitar de alguna manera reducir presupuestos sin reducir la carga de trabajo porque podemos estar aumentando los incentivos para ser corruptos, eso es en lo que tenemos que estar muy vigilantes, es decir, se trata de mejorar la estructura de programas no de reducir el volumen gubernamental”, asentó la investigadora.

Fuente: vanguardia.com.mx