Carecen de médicos para atención de niños con cáncer en el Hospital General de Cancún

La unidad requiere de dos médicos y dos trabajadores de enfermería para la aplicación de los medicamentos.

La unidad de atención ambulatoria para niños con cáncer en el Hospital General de Cancún “Jesús Kumate Rodríguez” carece de personal médico para la aplicación de los medicamentos, señalaron organizaciones civiles.

Yusi Evelyn Dzib Echeverria, presidenta de Fundación Aitana, explicó que esta unidad requiere de dos médicos y dos trabajadores de enfermería, sin embargo, por cambios administrativos por el momento sólo cuenta con la mitad de las personas necesarias.

“En el convenio que se firmó hace tres años decía que tenía que haber dos oncólogos pediatras y dos enfermeros ginecólogos, pero la realidad es otra, solo tenemos a uno de cada uno y estamos en la lucha de que nos pongan al personal, porque sí lo hay”, dijo.

La entrevistada indicó que hace unos meses llegó a la ciudad un médico egresado del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” que cumple con el perfil necesario y a quien se solicitó pueda ser incluido en el área.

“En enfermería Teletón Mérida y Querétaro nos han ofrecido que pueden capacitar a los enfermeros para que podamos tener en el área (…) la enfermera que estaba antes no quiso regresar porque les pagan muy poco, porque las tienen por contrato, cuando por la atención a los niños deberían darles base para que no haya rotación”, dijo.

Por el momento, la fundación envió un oficio hace tres semanas a la Secretaría de Salud para solicitar el recurso humano necesario para la unidad de quimioterapia ambulatoria.

Debido a esto, se tuvo que buscar un suplente para cubrir las vacaciones del personal existente para evitar interrupciones en el tratamiento de los niños, ya que algunos tuvieron que viajar a Mérida o Chetumal para la aplicación de inyecciones correspondiente a su terapia.

“Ir hasta allá, seis horas, por una inyección, se me hizo muy inhumano. Entonces le pagamos a un enfermero para que le colocara el tratamiento a 14 niños, porque nos dimos a la tarea de preguntar con médicos de hospitales de enseñanza sobre si se podía aplicar el Metotrexato sin campana y todos dijeron que sí se podía”, señaló.

Fuente: sipse.com