Mara arrasó en Cancún, consolidó su liderazgo, y ya es la carta fuerte de la 4T para 2022

  • Obtuvo el 40% de la votación y marcó una ventaja contundente de 18 puntos en Cancún.
  • Fue el eje de la campaña de los cuatros diputados federales, que ganaron, y la única alcaldesa de seis que logró la reelección.
  • Le salió bien su apuesta por la fórmula Yensunni – Anahí en el sur.
  • Y participó de una u otra forma en triunfos como el de Mary Hernández, en Carrillo Puerto y Juanita Alonso en Cozumel.
  • Los desafíos que se vienen antes del 2022.

La candidata a la presidencia municipal de Benito Juárez de Juntos Haremos Historia (MORENA, PT, PVEM, MAS) Mara Lezama, cumplió este domingo con todos los desafíos que tenía para reafirmar su liderazgo dentro del proyecto de la 4T de cara a 2022.

Ganó su elección de manera contundente, pero también cumplió con otros objetivos que se había puesto para consolidar su figura como la más importante de la 4T.

En Benito Juárez, la alcaldesa con licencia alcanzó alrededor de 90 mil votos, lo que es igual a algo más del 40% de los votos.

Su principal rival fue Jesús Pool, del PAN-PRD, que sólo logró 50 mil votos, alrededor de un 22%.

Esa diferencia de votos y porcentaje le dan un gran respaldo a Mara luego de una gestión de Gobierno en el municipio que no estuvo exenta de polémicas y errores. Pero aún así, la sociedad volvió a darle el respaldo.

De hecho, fue la única alcaldesa que logró la reelección en este 6 de junio. Sofia Alcocer, en José Maria Morelos; Nivardo Mena, en Lázaro Cárdenas; Pedro Joaquín, en Cozumel; Victor Más, en Tulum, y Laura Beristain, en Solidaridad, perdieron sus elecciones.

LAS DIPUTACIONES

Pero Mara también enfrentó otros desafíos. Por ejemplo se le cargaron a su cuenta los 4 distritos electorales federales.
Eso fue así porque a los candidatos de los distritos 2 y 3, Anahí Gonzalez y Alberto Batun, se los toma como parte de su equipo. Y en el caso de los distritos 1 y 4, que quedaron para los verde ecologistas Juan Carrillo y Laura Fernández, también se lo atribuyeron, porque justamente a Mara se la atribuyó también parte del acuerdo local con el Verde.

Cada una de esas candidaturas le generó alguna polémica, y por lo tanto la contundente victoria de esos 4 candidatos, queda en parte entre sus triunfos. Cualquier derrota allí hubiera sido un costo para su proyecto.

Y ese tema va ligado a otro no menor que fue la candidatura de Anahí González en el sur, y luego de la Yensunni Martínez como presidenta municipal de Othón P. Blanco.

Mara aguantó toda la polémica por ambas decisiones (que en gran parte le pertenecen) y los números le mostraron otra vez que tenía razón. Anahí ganó su diputación por más de 20 puntos de diferencia, y Yensunni su alcaldía por más de 10.

Además, Mara hizo, como líder natural de MORENA, apuestas en otros municipios que tuvieron grandes resultados, como la Mary Hernández, en Carrillo Puerto, y Juanita Alonso en Cozumel, pero también buenos acuerdos de tipo político como el que hizo con el alcalde electo de Tulum, Marciano Dzul.

Ahora, el desafío fundamental de Mara será volver a la administración municipal y llevar las cosas lo mejor que se pueda, en un municipio que, se sabe, todo el tiempo tiene conflictos.

A la par deberá seguir construyendo el proyecto a la gubernatura hacia 2022. Por lo pronto, los números de este 6 de junio le h an dado un impulso que nadie más tiene.

Fuente: laopinionqr.com