Sin resolver falsificación de firma en renuncia de candidato presentada ante el TEQROO

Al parecer ni el afectado directo Óscar Rébora Aguilar ni el encargado de que investigar Óscar Montes de Oca, fiscal general de Quintana Roo, muestran interés en encontrar al culpable o culpables del delito.

Los días continúan transcurriendo y nada que indica que la Fiscalía General del Estado haya iniciado la investigacion en torno a determinar quién o quiénes son los responsables materiales e intelectuales de la firma falsa plasmada en la renuncia como candidato suplente de Óscar Rébora Aguilar.

El 9 de julio pasado, el pleno del Tribunal Electoral de Quintana Roo resolvió dar por bueno el reclamo de Óscar Rébora en el que aseguraba que el nunca había renunciado a su candidatura como suplente de Issac Janix y que la renuncia presentada por su partido contenía una falsificación de su firma.

De tal suerte que la sentencia del TEQROO ordenó al IEQROO, entre otras cosas, dar parte del delito a la Fiscalía General del Estado para actuar en consecuencia, es decir, determinar si existía el evidente delito e investigar y descubrir al delincuente responsable de la falsificación.

Hasta el día de hoy, no hay indicios de que se haya iniciado investigación alguna por lo qué la sentencia del TEQROO no ha sido cumplida.

Parecería que algún interés económico o político intervienen en este caso y la impunidad se anotará un punto más en manos de Óscar Montes de Oca Fiscal del Estado, impidiendo que la justicia se aplique a los evidentes responsables de este delito.

No hace falta ser un científico nuclear para deducir que la responsabilidad comienza por recaer en Mauricio Guillermo Espinosa Alemán, presidente estatal del partido Fuerza por México, así como entre unos cuantos integrantes más de ese partido como el fracasado candidato Issac Janix, la secretaria de asuntos jurídicos y el mismo Óscar Rébora, quien por cierto declaró no haberse enterado de su sustitución a pesar de fungir en esos momentos como secretario estatal de finanzas de ese partido y ser amigo íntimo de Janix, qué en a su vez fue el promotor de dicho proceso.

En el caso de que el fiscal del estado Óscar Montes de Oca quisiera hacer su trabajo, podría resolver este caso positivamente en muy poco tiempo, ya que quiénes participaron en el delito, son muy pocos y están plenamente idenficados.

Comenzando por Espinosa Alemán el mencionado presidente estatal del partido quien de entrada por su posición ya tiene responsabilidad.

Asi mismo, para determinar quién fué el actor material dentro del breve círculo de personas involucradas ya mencionado, sería menester aplicarles a todos, un peritaje grafológico completo, es decir, en ambas manos ya que el que presentó Rébora en su apelación para respaldar que no era su firma, solo le fué aplicado en la mano con la que escribe, dejando en duda si pudo haber utilizado su otra mano.

Lo que resulta evidente, es que al momento sin la voluntad del Óscar de la FGR y el interés del Óscar agraviado no existe una carpeta de investigación que permita la posibilidad de encontrar justicia para todos los ciudadanos quiénes son finalmente los que pagamos los procesos electorales a través de nuestros impuestos.

Fuente: trlnoticias.com