Notario recién beneficiado por Roberto Borge es exhibido por invasión

Jorge Julián Pereyra Escudero, hermano del próximo diputado plurinominal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Carlos Pereyra, quien fue uno de los beneficiarios del gobernador Roberto Borge Angulo al recibir una notaría, está implicado en la invasión del fraccionamiento “In House” en Playa del Carmen.

Usando otra identidad, de acuerdo con un video grabado en mayo de 2015, del que La Jornada Maya obtuvo una copia, se le exhibe como parte de una red de de promoción de invasiones de casas abandonadas por una empresa inmobiliaria que quebró.

De acuerdo con información que publicó el lunes un portal de noticias, la cartera vencida de la inmobiliaria pasó a manos de la empresa Crédito Inmobiliario y al banco HSBC, instancias que están en proceso de desalojar a las personas que no acepten pagar los adeudos.

Jorge Julián Pereyra, haciéndose pasar como el licenciado “Rafael Duarte”, trata de convencer a una escéptica mujer de que el negocio de la invasión es seguro y que tiene que pagar una cuota por supuestos trámites legales que él y un grupo de abogados realizan para apoderarse de las casas de “In House”.

En ese entonces, su hermano Juan Carlos era secretario del ayuntamiento de Solidaridad que presidía Mauricio Góngora, periodo en el que, extrañamente, los invasores siempre gozaron de impunidad, ya que la policía nunca los molestó ni impidió que siguieran ocupando más viviendas y terrenos en esa zona de la ciudad de Playa del Carmen.

El supuesto abogado cobraba 5 mil pesos a cada invasor de “honorarios” por un juicio de prescripción adquisitiva que supuestamente iniciaba para quedarse con las propiedades ocupadas “de modo legal”.

Su hermano Juan Carlos fue puesto en la lista de candidatos plurinominales al Congreso como tercera posición, y con el resultado de los votos de la elección del pasado 5 de junio, quedó entre los 25 próximos diputados locales.

El video, tomado con un teléfono celular, tiene una duración de 27 minutos y 29 segundos, no está centrado durante la mayor parte, aunque el audio se escucha perfectamente en todo momento. Se escucha a una mujer, que se identifica como Rosa Aurora, expresar dudas sobre la legalidad de una carta de desalojo.

El “licenciado”, a quien hasta ese momento no se le ve el rostro, sostiene que el trámite de defensa legal de los invasores es real y que ya tenían alrededor de 150 expedientes en el juzgado segundo civil; es decir, 150 personas pagando cuotas.

Al minuto 19:10 de la grabación, una de las personas que escucha las explicaciones pide su nombre; en ese momento, con la cámara enfocada el rostro, es cuando Jorge Julián Pereyra, el hoy notario número 93, se identifica como “Rafael Duarte”, y agrega un teléfono: 984 87 63830.

En el 22:50, ante nuevos cuestionamientos, se vuelve a mostrar indignado, pese a que acaba de mentir sobre su verdadero nombre: “No quiero que me vuelvan a hacer otra pregunta sobre identidad porque me ofenden: si fuera un impostor no metería los pies en un juzgado (…) doy la cara para ver tus expedientes”.

Jorge Julián Pereyra fue señalado en 2014 por un semanario político cuando, mediante el nombre de su esposa, obtuvo la explotación de frentes de playa en la exclusiva zona de Playacar (Playa del Carmen), cuando su hermano Juan Carlos Pereyra era secretario general del ayuntamiento de Solidaridad.

Fuente: lajornadamaya.mx  | Carlos Águila Arreola