Juan Vergara, el meteórico multimillonario del cambio.

Juan Melquiades V. F., extitular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y socio de Joaquín Hendricks Díaz, de manera meteórica amasó una millonaria fortuna que le permite contar con avión, yate, casas y terrenos en Cancún, Solidaridad, Holbox, Huachinango, Puebla, y Ciudad de México, así como empresas de medios electrónicos como México Travel Channel y otras televisoras en el país y en Estados Unidos, además de 15 empresas de las que es dueño o accionista, pero que ocultó a las autoridades al no incluirlas en su declaración patrimonial.

El ex funcionario de origen poblano, que se convirtió en un magnate en Quintana Roo, haciendo negocios turbios asociado con gobernadores, se da una vida de excesos, como lo demostró en la celebración de su cumpleaños 50, en diciembre de 2016, cuando rentó un campo de golf y rifó relojes Rolex y Cartier, entre sus invitados.

El todavía precandidato del PRD a diputado federal por el distrito 03, con sede en Cancún, detenido por la PGR y vinculado a proceso por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, aunque seguirá su juicio en libertad condicional, registró el año pasado en su declaración patrimonial que es dueño de una riqueza que asciende a 200 millones 405 mil 790 pesos, la cual acumuló en el lapso de 13 años de radicar en Quintana Roo, del 2003 al 2016, lapso en el que se benefició de los millonarios contratos publicitarios de los gobiernos de Quintana Roo y Puebla con su empresa de televisión México Travel Channel, en la que tuvo como socio al exgobernador Joaquín Hendricks Díaz.

Su fortuna se multiplicó con mayor rapidez a partir de 2011, cuando comenzó a ser favorecido generosamente por Rafael Moreno Valle, entonces gobernador de Puebla, pero además se sabe ahora que cuenta con muchas más empresas que las ocho que informó en su declaración patrimonial, puesto que una denuncia en manos de la PGR presentada en su contra en marzo de 2016 señala que tiene 15 más, y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), le detectó al menos 12 en las que tiene participación.

En su declaración 3 de 3, Juan Melquiades V. F. reportó ingresos por actividades industrial, empresarial o comercial por 360 mil pesos y por servicios profesionales 71 millones 398 mil 483 pesos anuales.
Asimismo, se revela el resultado de su sociedad con gobernadores como Joaquín Hendricks Díaz, pues la fortuna que reportó en el portal 3 de 3, la amasó del año 2003 al 2016, es decir, a partir del momento en que Hendricks Díaz, fue gobernador (1999-2005).

Sus millones le hicieron adquirir 20 bienes inmuebles, entre casas y terrenos, con un valor total de 118 millones 297 mil 298 pesos, los cuales se encuentran en su mayoría en Cancún; mientras que otras propiedades están en la Ciudad de México, Benito Juárez, Solidaridad, Holbox, Valladolid, Puebla y Huachinango, Puebla, adquiridos entre el 2003 y 2015.

En el año 2003, Juan Melquiades V. F. logró la adquisición de una casa en el municipio de Benito Juárez, a crédito, por la cantidad de 508 mil 777 pesos; en el año 2005 adquirió allí otra vivienda por la cantidad de 2 millones 935 mil pesos, también a crédito.

En el año 2006 V. F. adquirió de contado un terreno por la cantidad de 100 mil pesos; en el 2007 compró dos viviendas de contado en el municipio de Benito Juárez, a razón de 280 mil pesos cada una.
En el 2008 adquirió a crédito otra casa de 750 mil pesos, y en el año 2009, se compró de contado un terreno por la cantidad de 6 millones de pesos y adquirió dos viviendas a crédito por la cantidad de un millón 202 mil pesos cada una.

Asimismo, reporta en el año 2010, la adquisición a crédito de un edificio en el municipio de Benito Juárez, por la cantidad de 4 millones 360 mil 137 pesos.

En el 2011 inició su bonanza, pues compró un terreno de contado por 3 millones 200 mil pesos en la Isla de Holbox; asimismo, adquirió un departamento en Puebla, Puebla, de contado, por la cantidad de 213 mil 104 pesos; un terreno en Solidaridad por 8 millones de pesos, que pagó de contado; y un terreno en Huachinango, Puebla, por la cantidad de un millón 210 mil 256 pesos, también de contado.

Ya con la fortuna de su lado en el año 2012, Juan Melquiades V. F. compró una casa en la Ciudad de México por la cantidad de 70 millones de pesos y, como ya era su costumbre, pagó de contado, y además adquirió a crédito un terreno en Benito Juárez, por la cantidad de 8 millones 100 mil pesos.

En el 2013 compró al contado un terreno en Benito Juárez, por la cantidad de un millón 325 mil pesos; en el 2014, una casa a crédito, en 2 millones 340 mil 287 pesos; y en el 2015 un terreno en Benito Juárez que pagó de contado por la cantidad de 3 millones 291 mil 337 pesos, y otro en Valladolid, Yucatán, a crédito, por la cantidad de 3 millones de pesos.

Asimismo, reportó ser propietario de una aeronave Bombardier Learjet 60, registrada en Estados Unidos, la cual adquirió a crédito en el año 2015, por la cantidad de 2 millones 970 mil dólares estadounidenses, cuyo valor en moneda mexicana a cotización actual de 18.70 pesos por dólar, es de 55 millones 539 mil pesos.

Así como una embarcación Sunseeker Predator 57, registrada en Estados Unidos y adquirida en el 2014, con un valor de un millón 580 mil dólares estadounidenses, que en moneda mexicana equivalen actualmente a 29 millones 546 mil pesos, y ocho vehículos automotores con valor total de 3 millones 733 mil 397 pesos, casi todos adquiridos entre 2013 y 2016, excepto uno comprado en el 2004.

En menaje de casa reportó que tiene 15 millones de pesos invertidos y 3 millones 200 mil en joyas, junto con su cónyuge.

En sus intereses económicos y financieros reconoció ser presidente del consejo de México Traveler Network, S. A. de C. V.; dueño del canal México Travel Channel, lo mismo en Auditores Corporativos Internacionales SC, que le da una remuneración anual de 109 millones 675 mil 898 pesos.

También informó ser accionista de multimedios Turísticos S. A. de C. V., canal de televisión; de Inmobiliaria Regiocaribe, de renta de bodegas; Telefrontera Management LLC, de televisión, en Estados Unidos; Telfrontera LLC, también en Estados Unidos; y Salud TV, en México, el canal de televisión del que también es presidente.

Sin embargo, en una denuncia presentada en marzo de 2017, ante la PGR se señala la existencia de 15 empresas de las que es dueño o socio, que ocultó a la Secretaría de la Contraloría, porque no las incluyó en su declaración patrimonial.

Por su parte, en una investigación realizada a mediados del año pasado, el SAT le detectó al menos 12 empresas en las que tiene participación y que no incluyó en su declaración patrimonial, por lo que inclusive el entonces secretario de Finanzas y Planeación del Estado tuvo que presentarse ante la autoridad fiscal para tratar de arreglar el asunto, pero al final de cuentas la autoridad fiscal presentó una denuncia ante la PGR en su contra por operaciones con recursos de procedencia ilícita, que lo tiene ahora bajo juicio federal.

Sus excesos

Los millones de la fortuna amasada por Juan Melquiades V. F. al amparo de sus relaciones con gobernadores como Joaquín Hendricks Díaz, de Quintana Roo, y Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes, le han permitido darse una vida de lujos y excesos, como la exhibición que dio en la celebración de su cumpleaños 50, el 10 de diciembre de 2016.

Entonces realizó una doble fiesta de cumpleaños, en donde rifó relojes Rolex y Cartier, además de regalar a sus invitados un día gratis en un campo de golf.

Aunque como titular de la Sefiplan, Juan Melquiades V. F. se puso a la cabeza del supuesto pacto de austeridad del Gobierno del Estado, el todavía precandidato del PRD a diputado federal, mostró que en su vida personal los excesos son la regla.

Juan Melquiades V. F. realizó un encuentro de golf en el exclusivo Puerto Cancún Golf Club y por la noche una comida-baile en un lujoso salón del hotel JW Marriot que recibió a 500 invitados especiales, entre políticos, artistas y empresarios a quienes, como condición para acceder al festejo, en la entrada un grupo de personas de seguridad, los obligaban a dejar sus teléfonos celulares.

En el Country Club, su equipo dispuso de 25 carritos de golf para transportar a los asistentes durante todo el juego, además del bar donde hubo todo tipo de bebidas y comida para los asistentes, e incluso dispuso de un nutrido despliegue de seguridad para impedir que toda persona que no fuera invitada se acercara al lugar.

Por la noche, la cena-baile se programó en el salón más ostentoso del hotel JW Marriot, donde se contó con la presencia musical del grupo Matute, que cobra entre los 400 y 600 mil pesos, además de los gastos de avión y hospedaje para el show privado.

El exsecretario de Finanzas rifó relojes Rolex y Cartier entre sus invitados, a manera de “agradecimiento” por acompañarlo en un momento importante en su vida.

Para el encuentro del Country Club, en el exclusivo campo de Puerto Cancún, las invitaciones de Juan Melquiades V. F. fueron hechas “a todo lujo con el número 50 entrecruzados, con dos palos de golf y un cuervo de perfil”.

Esta fiesta del ostentoso millonario fue ampliamente criticada por la ciudadanía, porque el Gobierno del Estado había anunciado un pacto de austeridad al que sometió también a los 11 municipios de la entidad.

Fuente: poresto.net